La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha asegurado hoy que los 8.995 millones de euros de deuda dejados por el ejecutivo del PP prueban que «las políticas de austeridad y recortes no sirven para equilibrar las cuentas públicas».

En sus intervenciones en el primer pleno del nuevo periodo parlamentario, Armengol ha puesto el acento en la importancia que tiene para Balears lograr una mejora de la financiación «que haga justicia» al archipiélago y recuperar recursos estatales no reclamados por el Govern de José Ramón Bauzá.

En este sentido, ha celebrado que el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, haya impulsado la convocatoria de la comisión bilateral entre el ejecutivo central y el autonómico para abordar inversiones pendientes y la negociación de un nuevo Régimen Especial, una iniciativa que se ha comenzado a concretar hoy con una llamada del Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a la consellera balear de Hacienda, Catalina Cladera.

La propia Cladera, en su intervención por otra pregunta en la sesión de control al Govern, ha afirmado además que ya se han iniciado los trámites para organizar una comisión de expertos de cara a elaborar la propuesta balear para el próximo sistema de financiación, un debate en el que se dará cabida a representantes de todos los grupos parlamentarios, ha prometido.