El Palau de Congressos, durante las obras. | Joan Torres

41

MÉS revisará la adjudicación al Grupo Barceló de la gestión del Palau de Congressos de Palma si gobierna porque considera «una auténtica estafa» que la empresa hotelera vaya a enriquecerse «a costa del contribuyente» después de haber incumplido su compromiso inicial de construir la infraestructura.

«Los ciudadanos tendremos que poner los 80 millones que Barceló no puso, y encima esta empresa ganara dinero desde el primer día», ha criticado el diputado de MÉS David Abril a través de un comunicado.

Noticias relacionadas

En su opinión, la adjudicación el grupo hotelero de la gestión del Palau de Congressos y el hotel anexo «es una burla a la ciudadanía y un regalo a una empresa privada».

«El palacio ya nos ha costado bastante dinero y esta adjudicación es una ofensa al sentido común y mina la confianza del pueblo en las instituciones, ya que no puede ser que una empresa que incumplió sus compromisos con la administración y abandonó las obras ahora se adjudique el negocio», ha insistido Abril.

MÉS, que se compromete a someter a referéndum los grandes proyectos de infraestructuras, propugna que las empresas que incumplan sus compromisos con la administración sean penalizadas con limitaciones a la hora de concurrir a concursos públicos.