Una paciente pide información sobre los tratamientos que se llevan a cabo en el Instituto Balear de Infertilidad IBILAB. | Joan Torres

0

Tener hijos y que sean sanos es el mayor anhelo de las mujeres que optan por la reproducción asistida. El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) es una técnica que permite la identificación de las características genéticas que se han heredado a partir de uno o ambos padres.

El DGP implica el análisis del ADN en el preembrión obtenido por técnicas de fecundación in vitro antes de ser transferido al útero. Hace posible seleccionar aquellos preembriones libres de carga genética causante de determinadas enfermedades, evitando así su aparición en el nacido y poniendo fin a la transmisión familiar en siguientes generaciones.

En 2013 el Instituto Balear de Fertilidad realizó un total de 898 ciclos de reproducción humana asistida. Los principales tratamientos llevados a cabo son: inseminación artificial; fecundación in vitro y preservación de la fertilidad mediante la criopreservación de los óvulos o espermatozoides.