Centenares de personas han acudido al funeral, que ha sido oficiado por el párroco de Ferreries, Joan Febrer. | Kika Triay

0

La misa exequial celebrada este viernes en la iglesia parroquial de Ferreries por el industrial del calzado Jaime Mascaró Pons, fallecido ayer a los 74 años, ha congregado a centenares de personas que han querido dar su adiós al empresario y fabricante.

Los funerales han sido oficiados por el párroco de Ferreries, Joan Febrer, que ha concelebrado con el vicario general de la diócesis, Gerardo Villalonga, y los presbíteros Bosco Faner, Enric Enrich y Bosco Martí, que han desempeñado varias responsabilidades en la parroquia.

Joan Febrer ha destacado, en su homilía, la trayectoria personal, el esfuerzo y el compromiso de Jaime Mascaró con Ferreries, su población natal, así como su responsabilidad social en la creación de puestos de trabajo.

La ceremonia religiosa ha reunido a familiares, amigos, vecinos de la población y empleados de la fábrica ubicada en el polígono industrial, así como de las empresas asociadas.

Han asistido, entre otras autoridades, el presidente del Consell insular, Santiago Tadeo; el alcalde de Ferreries y diputado autonómico, Manuel Monerris; la consellera de Turismo de Menorca, Salomé Cabrera; y el director insular de la Administración del Estado, Javier López Cerón.

El alcalde Monerris ha informado que se reunirá con los portavoces de los grupos políticos que integran la corporación municipal para acordar el reconocimiento que dará el Ayuntamiento de Ferreries a Jaime Mascaró.

Etre otras opciones, se plantean, la declaración de Hijo Ilustre o dedicarle una plaza o calle en el casco urbano.

El presidente del Govern, José Ramón Bauzá, ha manifestado su condolencia por la muerte de Jaime Mascaró.

«Durante su vida, el empresario menorquín ha estado al frente del Grupo Mascaró, del que era presidente», ha declarado Bauzá, quien ha indicado que «por su trayectoria profesional, el Govern balear lamenta profundamente su pérdida y transmite todo el afecto y apoyo a la familia y también a todos los menorquines y al resto de ciudadanos de Baleares que, como todos los integrantes del ejecutivo, quieren expresar su sentimiento por este fallecimiento».