96

El Gobierno británico y la patronal de agencias británicas y touroperadores ABTA exigen al Gobierno español y al Govern que adopten medidas concretas en Magaluf y Punta Ballena, al margen de los mensajes institucionales que se llevan cabo en el Reino Unido, entre ellas el cierre de locales y sanciones a los bares que propicien el turismo de alcohol o las felaciones a cambio de copas en los bares y pubs.

La reunión que mantuvieron ayer en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo el embajador del Reino Unido, Simon Manley, junto con el cónsul general británico en Cataluña y Balears, Andrew Gwatkin, así como la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, y el conseller de Turisme, Jaime Martínez, permitió conocer la inquietud del Gobierno británico y la máxima colaboración para erradicar de Punta Ballena este tipo de producto turístico.

Hechos concretos

Noticias relacionadas

El embajador Simon Manley afirmó, tras la reunión: «Queremos que todos los turistas británicos puedan pasar las vacaciones con seguridad, de ahí que hemos acordado colaborar y trabajar de forma conjunta con las autoridades españolas».

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, apuntó que «vamos a contar con el apoyo del Foreing Office en la campaña de comunicación, pero hay que acordar los mensajes que queremos dar a conocer. El Gobierno británico nos ha comunicado que también podremos utilizar sus redes sociales para ello. La patronal de los touroperadores ABTA también colaborará con nosotros. Tanto el embajador Manley como el propio Govern y el Gobierno español sabemos que estamos ante una oportunidad histórica para erradicar este tipo de turismo en Magaluf y Punta Ballena».

Desde ABTA añaden que en estos momentos, tras los sucesos acaecidos, «hay una cierta legitimización para erradicar el turismo de alcohol en Punta Ballena y poder dar carpetazo a una situación que dura años y que nadie ha querido poner remedio. Ahora, sí que se podría hacer».