Gráfico de los Datos de Renta Mínima de Inserción.

19

Al menos 30 personas, todas ellas titulares de la Renta Mínima de Inserción (RMI), residen en «cuevas o similares» de Mallorca, otras 15 en barracas o casas prefabricadas y 3 más en tiendas de campaña o caravanas. Así consta en la memoria del Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS). La cifra es, cuando menos, curiosa y da cuenta de las condiciones extremas en que viven algunas personas. La Renta Mínima de Inserción (RMI) La RMI es una ayuda económica que, depende de cada caso, pero que ronda los 500 euros al mes. Se gestiona a través de los consells insulares aunque el dinero procede del Govern.

Durante el año 2013, según datos del Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS), el número de titulares de esta prestación fue de 1.761 personas, 79 menos que el año anterior, mientras que se beneficiaron 4.918, 1.955 personas más que en 2012. Eso se tradujo en 11.295 pagos en el total del año, que supusieron un total de 5.935.812,56 euros, con un promedio por titular de 525,48 euros mensuales.

En cuanto al perfil del perceptor de esta ayuda, el porcentaje de mujeres continúa siendo superior al de los hombres, con un 64 % frente a un 36 %. Eso se relaciona con el hecho de que la mayoría de núcleos familiares beneficiarios de esta prestación son familias monoparentales o personas solas.

Con respecto al estado civil de las personas perceptoras de la RMI, destaca el hecho que un 29,7 % son personas jóvenes, mientras que un 34,9 % están casadas. Por tipo de núcleo familiar, los más numerosos son las familias formadas por una pareja con hijos a su cargo, con un 34,2 %, seguidas de las personas solas, con un 24,5 %, y las familias monoparentales con hijos, con un 22,8 % del total. Si nos centramos en la edad, la mayoría están en la franja de entre 25 y 44 años, con un 60 % del total.