Imagen de la oficina de escolarización de Palma, donde se informa sobre los títulos. | T. Ayuga

15

Terminar los estudios de Secundaria, FP o universitarios no significa obtener la titulación enseguida. Muy al contrario actualmente la media de espera para conseguir un diploma oficial puede rondar los 5 años o incluso más en algunos casos. Así lo denuncia una de las afectadas de esta forma de funcionar que obliga a los estudiantes a esperar demasiado para poder recoger sus titulaciones académicas.

Esta persona es extranjera y su intención una vez acabados sus estudios de Técnica Superior de Formación Profesional es regresar a su país, «pero no me puedo llevar mi título y tampoco tengo familia aquí ni nadie a quien dejarle el encargo de recogerlo dentro de varios años, por lo que para mí es un problema que haya que esperar tanto». Los títulos académicos oficiales sólo los puede recoger el propietario y para hacerlo otra persona precisa estar autorizada mediante un poder notarial.

«Si te quedas aquí -continúa- puede bastar con el resguardo del banco que certifica que se ha pagado la tasa, que no es pequeña, en mi caso fueron 60 euros, y cuando esté listo el título lo recoges, pero si te vas a otro país o a otra comunidad es más problemático recogerlo y ni siquiera en estos casos se acelera su expedición». Por no hablar de que la denunciante no sabe con certeza si en su país le bastará con entregar el resguardo del banco cuando le reclamen el título.

Algo común

Reconoce que en la Oficina de Escolarización de Palma no le han podido dar una respuesta satisfactoria de por qué hay que esperar años, pero sí que es algo común a todas las comunidades.

«Me parece vergonzoso y de un conformismo total, estudias, te esfuerzas, y cuando acabas enseguida te cobrar una cantidad disparatada, que en muchos casos supera los cien euros, pero no te dan lo que es tuyo», lamenta.