Previous Next
320

La Assemblea de Docents pone en marcha una campaña a favor de una escuela balear en catalán, para aquellos enseñantes que «por responsabilidad y coherencia pedagógica» quieran seguir enseñando en la lengua propia de las Illes en vez de asumir el TIL que obliga a impartir asignaturas en inglés. A partir de hoy los profesores podrán adherirse o no, de forma anónima, al manifiesto No apliquis el TIL, del que saldrá el número de docentes y centros de enseñanza «que quieran mostrar su desobediencia legítima» al decreto-ley del Govern.

En una rueda de prensa celebrada ayer ante la Conselleria d’Educació, el portavoz de la Assemblea, Guillem Barceló, presentó el manifiesto Exercim el nostre dret a ensenyar en català, que será entregado a todos los docentes de centros de enseñanza públicos y concertados de Balears «para que quienes quieran puedan adherirse y mostrar así su rechazo al actual sistema educativo que sólo contempla en catalán un tercio de las clases».

Sanciones

Noticias relacionadas

Según Barceló, entre los motivos para «tomar postura incondicional a favor de la lengua propia de las Illes» se encuentra el rechazo a «llevar a cabo experimentos con los alumnos», y garantizar que «las nuevas generaciones aprendan catalán».

En cuanto a las posibles medidas sancionadoras que pudiera tomar el Govern contra los docentes que se nieguen de hecho a aplicar el decreto de Tratamiento Integrado de Lenguas, Barceló afirmó que «las medidas represivas que pueda tomar la Administración autonómica supondrían una caza de brujas y un hecho de extrema gravedad, porque entre otras cosas serían los primeros adoptados desde que en 1997 entró en vigor el Decreto de Mínimos».

Por lo que se refiere a la entrada en vigor del TIL en los centros docentes de Balears, el portavoz de la Assemblea indicó que «en muchos de ellos no se está aplicando», y añadió que «ha habido niños que han padecido estrés y han salido de clase llorando por tener que enfrentarse a una clase en inglés que no entendían». Barceló se refirió también a una «segunda situación producida», explicando que «ha habido clases en las que junto al profesor de referencia estuvo el especialista en inglés actuando como traductor, lo que es un desconcierto absoluto para los alumnos».

En línea con esta iniciativa de la Assemblea, el STEI-i, sindicato mayoritario en la enseñanza en Balears, ha propuesto una campaña para conocer «cuánta gente estaría dispuesta a ejercer desobediencia civil respecto al TIL», la cual tendría lugar en fechas del próximo mes de diciembre, coincidiendo con los resultados de la primera evaluación del alumnado.
Para ello el STEI-i pretende llevar sus encuestas –también anónimas– no sólo a los docentes sino también a las familias de Balears.