Una clase de Mata de Jonc, ayer a primera hora, uno de los centros con mayor incidencia de huelga. g Foto: TERESA AYUGA

100

Las clases ya han empezado en todos los centros escolares de Balears. Después de tres semanas de huelga indefinida de los docentes y bajo la amenaza de que se pueda reactivar en cualquier momento ya que el paro no se ha desconvocado, la normalidad vuelve poco a poco a las aulas. Ahora la principal incógnita es como se aplicará el Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL), motivo clave de la convocatoria de huelga.

Sindicatos y Assemblea de Docents advirtieron el domingo de que seguirán luchando contra su implantación, mientras que desde la Conselleria d’Educació no se plantean esta posibilidad y aseguraron que las normas «están para cumplirlas». De todos modos, directores y profesores coincidieron ayer en señalar que existe un «vacío legal» respecto de la aplicación del TIL.

Proyecto

Muchos centros aún no tienen proyecto lingüístico, por lo que no saben a qué atenerse. Así lo manifestó ayer el presidente de la asociación de directores de Infantil y Primaria, Jordi Escudero. De acuerdo con la Ley Orgánica de Educación (LOE), el consejo escolar de cada centro -en el cual los padres y madres están representados- debe de aprobar el proyecto lingüístico. Sin embargo, existen centros donde el consejo escolar no ha dado el visto bueno al nuevo proyecto que contempla la aplicación del TIL dictado por la Conselleria d’Educació, lo que genera un «vacío legal», en palabras de Escudero. Consideró que, ahora mismo, el modelo de trilingüismo que impulsa el Govern vía decreto se encuentra en «un punto muerto».

Después de la primera jornada real de clase, no trascendió de forma oficial cómo se había aplicado o dejado de aplicar el TIL. Tampoco el Govern dio detalles de la jornada escolar de ayer y, de momento, no ve clara la amenaza de insumisión por parte de los docentes al TIL. La consellera Joana Maria Camps aseguró que confía con la «profesionalidad» del profesorado. Se mostró dispuesta a seguir negociando y aseguró que las normas «están para cumplirlas». En este sentido, sentenció: «Plantear una insumisión del TIL en pleno Estado de Derecho me parece inaceptable». De todos modos, por ahora, Educació no se plantea ninguna medida concreta contra los hipotéticos insumisos aunque esperará el paso de los días para conocer el alcance de este anuncio de los docentes. «En caso de que no se cumpla la ley, se estudiará cada caso concreto», indicaron desde la Conselleria.

Por su parte, el presidente de la federación de asociaciones de padres y madres FAPA-Mallorca, Vicenç Rodrigo, explicó que solicitarán que los consejos escolares se reúnan esta misma semana para recuperar los proyectos lingüísticos del curso pasado. A su juicio, es la «única vía razonable y profesional» para superar la «confusión» normativa generada por la Conselleria, que no ha dictado instrucciones concretas para la aplicación de un decreto ley que aprobó ya con en curso empezado.

Enrocados

Mientras tanto, la reuniones para solucionar el conflicto educativo entre Govern y sindicatos y Assemblea de Docents no avanzan. La partes se reunieron de nuevo ayer por la tarde sin acercar posturas, a pesar de la suspensión temporal de la huelga por parte de los docentes. «Hemos constatado que la Conselleria no cederá en las cuestiones del TIL, directores expedientados y Ley de símbolos», lamentaron los comités de huelga.

Finalmente, sindicatos y Assemblea de Docents solicitaron una propuesta por escrito y un nuevo calendario de negociaciones al Goberné, con el fin de acercar posturas.