19

«El conflicto permanece aunque la huelga quede en suspenso». Es el resumen de la situación que da Vicenç Rodrigo, presidente de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos Mallorca (FAPA). Los padres volvieron a reunirse ayer en asamblea para valorar la decisión de los docentes de suspender la huelga. La convocatoria partió de FAPA y de APIMAS.

Rodrigo explicó que dieron apoyo total a la decisión de los profesores y alabaron su actitud responsable frente a la decisión del Govern de mantenerse en su postura inicial. Señaló que un representante de la Assemblea de Docents explicó a los padres el contenido de las negociaciones que habían mantenido con el Govern y dejó claro que los profesores habían renunciado a muchas de las exigencias iniciales. «No es cierto que los docentes no hayan cedido, como quiere hacer ver el Govern», dijo.

No al TIL

Los padres reiteraron ayer su oposición a la aplicación del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL). Aseguran que el decreto no responde en absoluto a las bondades que de él habla el Ejecutivo. «Si fuera tan bueno no tendrían ningún problema en decidir que sea voluntario para que se sumen quien así lo desee», afirmó Rodríguez, quien consideró que el Govern quiere aplicar un trilingüismo «de segunda».

Insistió en que los padres están de acuerdo con la aplicación del trilingüismo en las aulas, pero no con el sistema que pretende poner en marcha el Govern. Afirmó que la apuesta de los padres es que la enseñanza de los tres idiomas en las aulas sea progresiva y censuró que el Govern trate de imponer su aplicación en dos años sin tener en cuenta las consecuencias pedagógicas de esta puesta en marcha.

Réditos

Aseguró que el Govern de José Ramón Bauzá está imponiendo este modelo educativo deprisa y corriendo con el objetivo de obtener réditos y sin importarle que algunos alumnos se queden por el camino.

Para el representante de los padres, los profesores han evidencia una generosidad y dignidad que el Govern no ha tenido y quiso dejar claro que el conflicto sobre la aplicación del TIL continúa aunque la huelga haya quedado en suspenso. Añadió que, ante la actitud del Govern, la huelga ya no era el mejor método de presión, por lo que es preciso buscar otras vías de presión para intentar que el Ejecutivo reconsidere su decisión.