Los docentes recibieron con aplausos a los miembros del comité de huelga en la asamblea de Porreres. | M. À. Cañellas

165

Los docentes volverán a las aulas a partir de la próxima semana, aunque no concretaron el día. Las asambleas de profesores celebradas ayer en Mallorca y Menorca acordaron la suspensión temporal de la huelga después de tres semanas de paro y de que las negociaciones con el Govern estén encalladas y sin acuerdo a la vista. Hoy votarán si siguen el mismo camino en Eivissa y Formentera. El comité de huelga -integrado por los representantes de la Assembela de Docents y de los sindicatos- será el encargado de comunicar la suspensión.

En cualquier caso, los docentes ayer movieron ficha. Un gesto de «responsablidad» y «en beneficio de los alumnos» en palabras de Guillem Barceló, de la Assemblea de Docents.

Negociación

El lunes por la tarde, sindicatos y Assemblea de Docents se sentarán de nuevo frente al equipo de la Conselleria d’Educació por octava vez desde que comenzó la huelga. Hasta el momento ha sido imposible llegar a un consenso que permita desconvocar el paro. La aplicación del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) es el principal escollo. El Govern mantiene la misma postura que ofreció el 25 de septiembre y sólo acepta que sea voluntario en primero de ESO. Los docentes, que en un primer momento exigían su derogación, ofrecieron ayer someterlo a referéndum en los centros. Educació declinó la oferta y tanto la consellera Joana Maria Camps como el secretario autonómico Guillem Estarellas han dejado claro que el TIL no será voluntario.

Noticias relacionadas

Precisamente ayer, y ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, el Govern solicitó a los docentes el regreso a las aulas. Así lo comunicó Estarellas al finalizar la reunión con el comité de huelga, quien rechazó, otra vez, el modelo asambleario porque «dificulta poder negociar de forma rápida». A pesar de la crítica, ayer por la noche los docentes ya habían tomado una decisión.

La opción que eligieron ayer los docentes en asamblea es la que se estaba barajando en muchos centros desde principios de semana. Después de ver el nulo impacto que tuvo la manifestación del domingo en el Govern, los docentes empezaron a pensar en adoptar un cambio de estrategia para no crispar a los padres y madres y no perder su apoyo, que ha sido «fundamental» para seguir adelante con la protesta. Precisamente CCOO -uno de los sindicatos convocantes de la huelga- ya hizo pública su postura de que hacer una «tregua» en el paro suponía la «posición más responsable» para «reconducir la estrategia del conflicto» antes de iniciar la asamblea que se celebró ayer por la tarde en Porreres.

El cambio que se produce a partir de ahora no implica el fin del conflicto educativo. Los docentes dejaron claro que la suspensión temporal de la huelga «no supone un retorno a la normalidad a los centros» y se reservan el derecho «a seguir con las iniciativas de presión a la Conselleria». En la asamblea de Menorca, los profesores «no olvidan» los expedientes que Educació mantiene abiertos a los tres directores de Maó y que su retirada es uno de los puntos que hay encima de la mesa de negociación.

Reivindicaciones

A pesar de las siete reuniones entre docentes y Govern apenas se ha llegado a puntos de encuentro. Ambas partes han entrado en una espiral de acusaciones mutuas de «inmovilismo». Sin embargo, el paso que ayer dieron los docentes obligará el Govern a mover ficha. Los profesores mantendrán las reivindicaciones que motivaron la convocatoria de huelga. Continuarán denunciando «las políticas educativas del Ejecutivo y a desgastarlo hasta donde sea necesario».