Celebración del 12 de octubre en Eivissa. | (c) Sergio G. Canizares

26

En menos de dos meses, 20.000 personas opositarán para ser miembros de la Guardia Civil. Aunque el número de solicitantes se ha reducido en los últimos años, las plazas vacantes también son muchas menos: sólo los 134 mejores obtendrán plaza en la academia de Baeza, frente a los 2.283 que accedieron en 2009. En el caso de la Policía Nacional, se prevén 140 plazas, pero la convocatoria no se ha abierto aún. Otros puestos funcionariales, como los auxiliares judiciales, el personal administrativo del Govern o los trabajadores de Correos no se van a renovar este año.

Para las academias que preparan a opositores, estos datos son malas noticias. Varias de las que hay en Mallorca han cerrado y el resto han visto reducirse drásticamente su número de alumnos. Se convocan menos plazas y se presentan menos solicitantes, pero muchos han empezado a hacerlo por libre por no poder pagar una academia.

Aquellos que aprueben en septiembre la oposición a la Guardia Civil viajarán a Madrid para realizar las pruebas físicas y médicas, así como una entrevista personal. Los 134 que superen el proceso con mejores resultados se formarán durante nueve meses en la academia de Baeza y, si superan el curso, pasarán a trabajar en prácticas. Una vez finalizadas, los ya guardias civiles podrán, si quieren, cambiar su lugar de trabajo. El salario de un guardia civil varía según el destino, ya que algunas comunidades incluyen en el sueldo un extra por insularidad o riesgo, como los archipiélagos o el País Vasco, respectivamente.