2

La portavoz parlamentaria del PP, Mabel Cabrer, ha descartado que el Govern pueda renunciar a aplicar los nuevos impuestos aunque el ejecutivo central aumente el objetivo de déficit por encima del 0,7 % fijado para este año.

«No podemos buscar excusas para no actuar», ha asegurado Cabrer en respuesta a la petición del PSIB de que se renuncie las tasas sobre envases, vehículos de alquiler y grandes superficies comerciales si se rebaja la exigencia de déficit máximo.

La portavoz de la mayoría parlamentaria, que ha considerado probable que el Gobierno flexibilice el objetivo de déficit para Baleares, ha recordado que el ejecutivo autonómico no pudo cumplir con el tope del 1,5 % establecido para 2012 a pesar de los ajustes presupuestarios que se ha visto obligado a impulsar.

Cabrer ha asegurado que los nuevos impuestos «son provisionales», pero no se pueden suprimir hasta que se consolide la mejora de la economía balear y la estabilidad presupuestaria de la comunidad tras un periodo de enorme incremento de la deuda pública del que son «autores materiales» los partidos de izquierda que ahora critican al Govern del PP.

No obstante, se ha mostrado dispuesta a intentar atender algunas de las demandas de las patronales afectadas por los impuestos durante la tramitación parlamentaria en ponencia de la ley, que comienza mañana.

En cuanto a la intención del PSIB de promover actuaciones judiciales para tratar de paralizar los nuevos gravámenes, Cabrer ha afirmado que no le extraña dada la trayectoria del principal partido de la oposición en esta legislatura.

Por otra parte, la portavoz popular ha dado por hecho que el Gobierno central impulsará esta legislatura una reforma del modelo de financiación de las comunidades autónomas en la que su partido y el Govern van a «apostar fuerte» para obtener mejoras.
«Siempre estamos penalizados por un tema o por otro», ha manifestado Cabrer.