La portavoz del GOB, Margalida Ramis, acompañada de Macià Blàzquez. | Marcos Carreras

19

El Gob ha asegurado hoy que el Govern, ante su falta de diálogo, «solo deja como alternativa la reacción y la movilización» para defender la conservación de la naturaleza ante proyectos que «destruyen» el medio ambiente.

Los ecologistas consideran que el ejecutivo no tiene intención de exponer y negociar sus proyectos urbanísticos y por tanto, su papel como organización defensora del medioambiente, es «aumentar la presión» sobre las decisiones políticas del ejecutivo presidido por José Ramón Bauzá.

La portavoz del GOB, Margalida Ramis, acompañada de Macià Blàzquez, han expresado hoy en rueda de prensa su satisfacción por el inicio de la campaña ecologista «Mallorca Blackout», que comenzó la pasada semana, en la que se denuncia la política urbanística del Govern y en la que participa el artista mallorquín Miquel Barceló.

Con esta iniciativa, la entidad conservacionista, que este año celebra sus 40 años de existencia, mantiene una «continuidad» durante estos cuatro decenios en su labor de defensa del territorio y los espacios naturales, «amenazada» en estos momentos por el ejecutivo de Bauzá con leyes como la del suelo o de turismo, o la declaración de proyectos de interés autonómico como un gran hotel de cinco estrellas en Sa Ràpita o Canyamel.