16

Tres controladores aéreos de Palma han declarado hoy en el juzgado de Instrucción número 1 de la capital que trabajaron su jornada completa en el puente de la Constitución de 2010, sobre el que investiga el supuesto abandono de sus puestos de trabajo.

Los tres han asegurado hoy que trabajaron y por tanto no participaron en el supuesto plante de los controladores que supuso el cierre del espacio aéreo español los días 3 y el 4 de diciembre de 2010, al inicio del puente de la Constitución, que afectó a más de 600.000 personas, han informado fuentes jurídicas.

Han explicado que acudieron a sus puestos de trabajo y permanecieron en él, si bien no operaron vuelos porque Aena había cerrado el espacio aéreo.

Uno de ellos ha detallado que, en circunstancias normales de tráfico, habría operado a un ritmo de hasta 25 aviones por hora, pero ese día en cuestión había más personas trabajando en el centro de control que aviones.

Los controladores consideran que las compañías anularon los vuelos aunque ellos estaban en sus puestos de trabajo y han aportado documentación que avala que Aena informó por megafonía y en un comunicado sobre el cierre del espacio aéreo, estando ellos en el centro de control.

Uno de ellos ha aportado además un informe de Aena que recoge que, finalizada su jornada laboral, acudió al médico para solicitar atención por sufrir ansiedad.

Dos de los controladores que han prestado hoy declaración como imputados ya habían declarado anteriormente como testigos ante el juez y la Guardia Civil, y una tercera declaraba por primera vez como imputada ante el juzgado de Palma que investiga las diligencias abiertas a raíz de varias denuncias por el abandono de los controladores de sus puestos de trabajo.

Mañana está previsto que acudan a declarar otros cuatro controladores aéreos más.