Bosch, tras la reunión de la Mesa Sectorial d'Educació. | Youtube

15

El conseller d´Educació, Rafael Bosch, garantizó ayer a los sindicatos que este año los docentes no sufrirán nuevos recortes salariales y que el sistema de cálculo de cuotas para el curso que viene será el mismo, por lo que «el número de profesores será similar» al del curso actual. Tras la reunión de la Mesa Sectorial de Educación, con los representantes sindicales de CCOO, UGT, Stei-i y ANPE, Bosch aseguró que no tiene previsto «ninguna reducción significativa», ya que los ajustes realizados el año pasado se realizaron «para garantizar la nómina y el complemento retributivo de Balears».

El conseller calificó la reunión como «provechosa», pero los sindicatos, por contra, no salieron tan contentos, el responsable de FE-CCOO, Toni Baos, la consideró «absolutamente decepcionante». Para empezar porque «queríamos una reunión negociadora, pero no ha sido más que informativa», lamentó la presidenta de la Junta de Personal Docente, Maria Antònia Font (del Stei-i).

Indignación

Baos declaró que «hemos aprovechado por transmitirle de primera mano la rabia y la absoluta indignación que sus políticas provocan a todo el colectivo educativo». Respecto a la promesa de que no se recortarán más docentes, criticó que «aunque lo hemos vuelto a reclamar, a día de hoy desconocemos el número exacto de profesores que hay este curso porque la propia Conselleria nos lo ha ocultado». Eso sí, añadió, «al fin, el conseller ha reconocido que los recortes en educación han supuesto una merma de 1.000 docentes», entre interinos y puestos amortizados.

Por su parte, Font añadió que «que nos digan que el próximo curso habrá los mismos docentes no es una buena noticia, lo bueno sería que se volviera a contratar a estos trabajadores públicos que están en la calle».

Respecto a los decretos de tratamiento de lenguas, de uso de los símbolos y de convivencia en las aulas, Bosch informó a la Mesa que seguirán la tramitación ordinaria y admitió que el decreto de tratamiento integral de lenguas (que modifica algunas condiciones de trabajo de los docentes en tema de formación, etc) se discuta en la Mesa Sectorial, como pidieron los sindicatos, ya que se trata de un ámbito negociador. Sobre la ley de símbolos, Font reconoció que «provoca risas, indignación y roza el ridículo». Por todo, los sindicatos auguran que «las movilizaciones irán a más si las cosas no cambian».

Por último, ANPE dijo que Bosch estudia la posibilidad de convocar oposiciones para este curso entre el colectivo docente.