Juan Manuel Morales Sierra poco después de declarar ante el juez. | Joan Torres

6

Diez días después de que el titular del Juzgado de Instrucción 9 de Palma, Enrique Morell, decretara el ingreso en prisión sin fianza del joven palmesano que había ideado un plan macabro, la colocación masiva de bombas en la UIB, Juan Manuel Morales Sierra, su abogada, Agustina Alonso, afirma que su cliente «actuó solo».

«No me consta que se relacionara con nadie en internet para llevar a cabo sus planes, o al menos, eso es lo que yo sé», dijo telefónicamente la letrada ayer a Ultima Hora.

«Este caso se sigue investigando bajo secreto del sumario y estamos a la espera de que la clínica forense proceda a designar a los peritos que llevarán a cabo el examen psiquiátrico, que yo he solicitado y que ha autorizado el juez», precisó Alonso.

Examen

La letrada admite que ese examen será determinante para concretar aspectos psicopatológicos de su cliente, como su presunto odio visceral a los estudiantes universitarios o la mala relación con su padre.

«Su familia está en contacto permanente con él. Me consta que le han visitado en el centro penitenciario, al igual que lo he hecho yo. Lo veo muy tranquilo, no está aislado del resto de internos y los protocolos que rigen para él son los normales», explicó la abogada. Juan Manuel Morales Sierra fue detenido en su domicilio palmesano el pasado 3 de octubre, justo cuando recibía 140 kilos de sustancias para fabricar explosivos. El caso se sigue investigando.