14

Los partidos de la oposición, el PSIB y el PSM-IV-ExM, han exigido hoy al presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, que rectifique su «cruzada» contra el catalán y que escuche el «clamor» de los miles de manifestantes que recorrieron el domingo Palma para protestar por la política lingüística del Govern.

Con ocasión del pleno celebrado hoy y de las preguntas formuladas por la oposición, la portavoz socialista, Francina Armengol, le ha dicho al presidente que «es de sabios rectificar», algo que no es «tan malo».

«Retire esta cruzada contra el catalán y solucione los problemas de los ciudadanos», como la falta de puestos de trabajo, ha manifestado Armengol, que le ha requerido a Bauzá que «no cree problemas donde no los hay».

Por su parte, el portavoz del PSM-IV-ExM, Biel Barceló, ha acusado al presidente de no actuar con «responsabilidad y 'seny' (sensatez)» y le ha dicho que no puede dejarse guiar por los sectores «más radicales» de la sociedad como el Círculo Balear.

Noticias relacionadas

Barceló ha apostado porque el Govern y el presidente vuelvan a la senda del diálogo y el consenso en política lingüística y ha subrayado que en 25 años jamás se ha «roto» el acuerdo que siempre ha existido sobre esta materia entre todas las formaciones políticas.

Más crítico ha sido su compañero de grupo parlamentario Antoni Alorda, que ha calificado al presidente Bauzá de «enemigo número 1 de la lengua catalana», lo que es una «vergüenza».

«Dejen de perseguir la lengua catalana», le ha solicitado Alorda al Govern, al tiempo que ha advertido de que es una «aberración» separar a los niños en «aulas de catalán o castellano» como pretende el ejecutivo autonómico.

Alorda se ha referido a la necesidad de potenciar la lengua propia de las Islas Baleares y ha puesto como ejemplo que todos los diputados saben hablar, escribir y entender perfectamente el castellano, algo que no sucede igual con el catalán.