80

La Obra Cultural Balear (OCB) ha señalado que el portavoz del Govern y conseller de Educación, Rafael Bosch, tiene «un talante democrático bajo mínimos si no respeta las manifestaciones a favor del catalán», como acusan que hizo con las declaraciones en las que afirmó que el Ejecutivo no iba a cambiar de postura en política lingüística a pesar de la concentración por 'la llengua' convocada para este domingo o por las más de 12.000 alegaciones que recibió el anteproyecto de Ley de la Función Pública «y que el Govern no ha tenido en cuenta».

El presidente de la OCB, Jaume Mateu, en declaraciones a Europa Press, ha afirmado que «un verdadero demócrata» debe ser sensible a lo que dice el resto de gente y explica que no sabe de dónde ha sacado Boch las encuestas en las que se afirma que el 75% de la gente apoya los cambios en materia lingüística del Govern, porque el PP no tiene «tanta representatividad».

Para Mateu, es «un error democrático brutal» no atender a las reclamaciones de tanta gente así como también lo es «pasar por encima las más de 12.000 alegaciones» que recibió el anteproyecto de Ley que hace que el catalán sea un mérito en vez de un requisito para acceder a la Administración.

«Esperamos una respuesta histórica para este domingo»

El líder de la OCB ha declarado que espera una «respuesta histórica y contundente» en el seguimiento de la manifestación de este domingo, que sale bajo el lema 'Sí a la llengua' desde Plaza España a las 18.00 horas, porque «la agresión que se hace al catalán también es de esa magnitud».

Noticias relacionadas

Mateu ha reincidido en que sólo piden que se cumpla el Estatuto de Autonomía y ha añadido que el Govern «no puede menospreciar la lengua propia de un lugar».

La manifestación, para la que se han fletado vehículos desde una veintena de municipios con la intención de acudir de manera masiva a Palma, acabará en el Consolat de Mar, donde se leerá un manifiesto.

«Dos de cada tres ciudadanos apoya la política lingüística»

El Govern no cambiará la Ley de Función Pública porque «dos de cada tres ciudadanos» la apoyan según «reflejan las últimas encuestas» según señaló el portavoz, Rafael Bosch, este viernes tras el Consell de Govern.

Bosch afirmó que el Govern no rectificará su política lingüística por todo el «apoyo» y añadió que tres de cada cuatro encuestados aprueban la «necesidad de que el catalán sea un mérito en vez de un requisito», como establece el Proyecto de Ley de modificación de la Función Pública que se aprobó en Menorca la semana pasada.

El portavoz afirmaó que no se puede contemplar la «rectificación de la Ley por el número de manifestantes» porque no se sabe cuánta gente que no participa en la misma, apoya las medidas. Además, ha recordado que la modificación estaba en su programa electoral así que «parece que hacemos lo que la democracia prevé».