19

La Abogacía de la Comunidad Autónoma de Baleares, que ejerce la acusación particular en el caso Palma Arena, tampoco pedirá la prisión provisional del expresidente Jaume Matas tras la sentencia que le condena a 6 años de cárcel por varios delitos de corrupción.

Según han informado hoy a Efe fuentes del Ejecutivo balear, los servicios jurídicos de la Comunidad balear, al igual que la Fiscalía Anticorrupción, no reclamarán su ingreso en la cárcel.

Es más, las mismas fuentes han indicado que ni siquiera presentarán un escrito, como sí hizo el ministerio fiscal, explicando sus razones para no pedir el ingreso, y que no se pronunciarán al respecto hasta que la sentencia sea firme.

El abogado de Matas anunció tras conocerse la sentencia el pasado martes que la recurrirá al Tribunal Supremo y hasta que no se pronuncie este órgano judicial la resolución no adquirirá firmeza.

Ayer, el fiscal anticorrupción Pedro Horrach presentó un escrito en la Audiencia Provincial de Palma en el que no pide el ingreso en prisión del expresidente.

En su escrito, el fiscal no considera obligada la ejecución inmediata de la sentencia «siempre que las medidas cautelares personales en vigor se mantengan en su integridad para conjurar el riesgo de fuga hasta la firmeza de la sentencia».

Matas ha sido condenado a penas que suman 6 años de prisión por varios delitos de corrupción al haber beneficiado fraudulentamente con dinero público al periodista que le escribía los discursos, Antonio Alemany, sentenciado a una pena de 3 años y 9 meses de cárcel.

Esta es la primera sentencia del caso Palma Arena, una causa dividida en 26 piezas sobre corrupción en la que Matas está imputado en una veintena, entre ellas la investigación del Instituto Nóos, que fue presidido por Iñaki Urdangarin.

Matas, que es el cuarto presidente autonómico condenado por corrupción, fue responsable del Govern balear entre los años 1996-1999 y 2003-2007 y ministro de Medio Ambiente de 2000 a 2003.