La nieve se dejó ver ayer en la Serra de Tramuntana y muchos disfrutaron de este magnífico paisaje en el Monestir de Lluc. | P. Pellicer

La nieve apareció ayer en las montañas de la Serra de Tramuntana, donde las precipitaciones fueron importantes después de un cálido y seco inicio del invierno.

Lluc registró ayer mínimas de 1,2 grados centígrados y máximas que apenas rozaron los 3,5 grados. Las precipitaciones regitradas en Lluc, según la Agencia Estatal de Meterología en Balears, fueron de 29,5 litros.

El viento fue otro de los elementos, que junto con la humedad, incrementó la sensación de frío.

Así, el municipio de Capdepera registró rachas máximas de 74 kilómetros por hora.

Son Sant Joan, en Palma, dio unos valores mínimos de 3,6 grados y máximas de 7,3. Las rachas de viento alcanzaron una velocidad máxima en Ciutat de entre 42 y 43 kilómetros por hora. En Llucmajor el viento alcanzó los 50 kilómetros por hora y las mínimas oscilaron en torno a los tres grados.

Noticias relacionadas

La temperatura más agradable se dio en Portocolom, con un registro de 10,7 grados de máxima, si bien hubo rachas de viento de hasta 68 kilómetros por hora.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene para hoy lunes avisos amarillo (riesgo) y naranja (riesgo importante) en gran parte de la costa de Mallora y Menorca.

Previsión

Mañana y el miércoles la situación se estabilizará. Las mínimas previstas para estas dos jornadas no bajan de los 4 grados y las máximas puede situarse en torno a los 14.

Sin embargo, y de cara al fin de semana, entre el jueves y el viernes la situación volverá a emperorar y el sábado, 5 de febrero, las mínimas volverán a situarse en valores de apenas un grado y máximas que oscilarán entre los nueve y diez. El viento también hará acto de presencia y las rachas se incrementarán a medida que llegue el próximo sábado. La Aemet prevé una velocidad media de 30 kilómetros con rachas ocasionalmente intensas.