El comercio local atraviesa un mal momento. | Jaume Morey

19

Noviembre ha sido calificado por los comerciantes de Mallorca como el peor mes de negocio desde que comenzó la crisis económica, según una encuesta realizada por la Asociación del Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (Pimeco).

En un comunicado, esta organización informa de que los comerciantes valoran con una puntuación global de 3,6 sobre 10 las ventas de noviembre.

En términos interanuales, el informe de la patronal señala que la puntuación que dieron a noviembre de 2010 fue de 4,9 puntos, es decir, un punto y tres décimas más que este año. Esta caída podría suponer un descenso de la actividad comercial del 26,5 %.

Por lo que se refiere a la percepción sobre las ventas de noviembre, ocho de cada diez comerciantes encuestados (78 %) afirma que fueron peores que las registradas en el mismo mes de 2010, el 18 % asegura que no han variado y un 4 % cree que han mejorado.

A nivel local, los datos por zonas siguen la misma tónica negativa que los del conjunto de la isla ya que el 76 % de los comerciantes de Palma y el 82 % de los de la Part Forana han visto cómo han caído sus ventas respecto a noviembre del año pasado. El 4 % de los comerciantes de Palma y el 3 % de los pueblos concluyen que sus operaciones han mejorado.

La encuesta revela que si se comparan noviembre y octubre de este año, el 9 % del comercio mallorquín manifiesta que aumentó sus ventas, mientras que el 22 % considera que no variaron y el 69 % cree que empeoraron.

Para Pimeco, los resultados de su barómetro demuestran la «severa debilidad» en la que se encuentra el sector del comercio minorista mallorquín, que pese a las considerables promociones y descuentos que se están llevando a cabo no ha logrado reactivar el consumo.