10

El vicepresidente económico, Josep Ignasi Aguiló, ha anunciado que el Govern dejará de pagar el próximo año ayudas por valor de 1,5 millones de euros que iban destinadas a sindicatos y asociaciones empresariales con las que se subvencionaba la estructura de estas entidades.

Aguiló ha informado de esta medida después de haber mantenido diversas reuniones a lo largo de esta jornada con los representantes de los sindicatos y las asociaciones empresariales en las que les ha informado de la retirada de estas ayudas debido a la situación económica que vive la comunidad.

Del total de 1,5 millones de euros que dejarán de pagarse en concepto de subvenciones, 700.000 euros iban destinados a los sindicatos y los otros 800.000 euros a las asociaciones empresariales. Concretamente, los presupuestos de 2010 que han sido prorrogados a este año señalan que UGT recibirá en 2011 por estos conceptos unos 360.000 euros, CCOO 331.000 euros, CAEB 509.000 euros y Pimem 169.000 euros.

Estas subvenciones eran otorgadas por los conceptos de hecho sindical y de participación institucional en las mesas de diálogo. Cada una de las organizaciones cobraba una cuantía diferente en función de su representatividad.

Con estas ayudas se subvencionaban los gastos fijos derivados del mantenimiento de las estructuras de organización de sindicatos y patronales. El vicepresidente económico ha hecho hincapié en que la situación económica de la comunidad exige «sacrificios» que «se tienen que hacer entre todos» con el objetivo de «reforzar las funciones esenciales» del Govern.

Aguiló ha confiado en que el hecho de que estas organizaciones dejarán de recibir estas partidas el próximo año no afectará a sus relaciones con la Administración balear.

Por otra parte, Aguiló ha indicado que sí se mantendrán el próximo año las partidas destinadas a subvencionar los programas de formación y orientación, que están en torno a los ocho millones de euros, con el fin de llevar a cabo una «política efectiva de ocupación».

Mesas de diálogo social

Por otra parte, Aguiló ha anunciado que las diferentes mesas de diálogo social existentes hasta ahora quedarán reducidas, en principio, a una única mesa «tripartida» en la que se tratarán los distintos temas que hasta ahora se abarcaban en las diferentes mesas.

El vicepresidente ha matizado que a partir de ahora la participación de estos colectivos en las mesas de diálogo no estará retribuidas y que, por tanto, no se pagarán ayudas por la asistencia a las mismas.