Aún es una incógnita para el mundo empresarial quién ocupará Turisme.

15

El presidente del PP y futuro president del Govern, José Ramón Bauzá, pese a los contactos realizados por miembros de su equipo, no ha encontrado a ningún directivo del sector turístico balear que haya querido encargarse de la Conselleria de Turisme en esta legislatura.

El motivo principal que han argumentado todos ellos, es el económico. La decisión personal de dejar sus actuales cargos, «no está compensada económicamente, puesto que dejamos de ganar hasta tres y cuatro veces más, lo cual es un lujo que no nos podemos permitir ni a nivel personal ni profesional en estos momentos. Creemos que no está bien estructurado esto, pese a que la tarea política que nos encomiendan es muy interesante», indican algunos de los ejecutivos que han desechado la oferta.

Opción política

En las últimas semanas han aparecido nombres de posibles candidatos para conseller de Turisme, entre ellos Aurelio Vázquez, Jaume Bauzá, Alvaro Middelmann, Pere Cañellas, Josep Aloy, Inmaculada de Benito y José Díaz Montañés.

La opción de Middelmann fue descartada ayer por él mismo, pese a que el 22-M fue el único empresario que pudo acceder a la zona VIP preparada por el PP en su sede para celebrar el éxito electoral de José Ramón Bauzá: «Es un bulo. Reconozco que la tarea es interesante, pero el problema es económico y es un lujo que no estoy dispuesto a permitirme a nivel personal ni familiar. Además, estoy muy comprometido con Air Berlin», sentenció.

El menorquín Díaz Montañés, ex presidente de la CEAHT, declinó ayer el ofrecimiento, «porque es incompatible con mi actual estado de empresario hotelero».

José Ramón Bauzá, en consecuencia, tendrá que echar mano de la opción política.

Las patronales Aviba, Fomento del Turismo, Federación Hotelera de Mallorca y la CAEB, simplemente se limitan a reseñar que el futuro conseller de Turisme «sea coherente, tenga criterio y trabaje en pro de la industria turística en consenso con el sector privado».

Sobre la figura de Carlos Delgado, valoran su faceta de alcalde, pero todos ellos señalan que lo que decida Bauzá, «será aceptado por el sector turístico», sin entrar en más consideraciones.