El conseller Llinàs y el secretario de Estado Bedera, ayer en Bruselas. | Mario Salerno

2

El conseller d'Educació Bartomeu Llinàs, presentó ayer en Bruselas -en catalán-, la posición común de las autonomías españolas ante el consejo de ministros de Educación de la Unión Europea, instando al conjunto de países miembros a «la adopción de medidas que flexibilicen el sistema educativo para favorecer la permanencia del alumnado en las aulas y los programas de 'segunda oportunidad' que les permitan retornar a la formación».

Durante su intervención como representante de las comunidades españolas, en una delegación estatal liderada por el secretario de Estado de Educación, Mario Bedera, Llinàs manifestó que «las medidas a adoptar no pueden ser otras que las encaminadas a la mejora de los resultados académicos y a la reducción del abandono escolar prematuro».

En ese sentido, el responsable balear d'Educació indicó que «el apoyo y el refuerzo ante las primeras manifestaciones de bajo rendimiento, que eviten la repetició de un curso, deben ser iniciativas prioritarias».