19

El líder antivacunas en Austria Johann Biacsics, ha muerto a los 65 años víctima de la COVID, después de infectarse en noviembre. Este hombre era conocido en el país por haberse intentado curar de la enfermedad con dióxido de cloro. Después de dar positivo en coronavirus, Biacsics ingresó en un hospital de Viena por dificultades respiratorias provocadas por el virus, pero a pesar de ello se resistió a recibir el tratamiento antiviral e incluso pidió el alta voluntaria para automedicarse en su casa.

Al empeorar su estado de salud, fue su familia la que llamó a una ambulancia para volver a ser ingresado en el hospital. Sin embargo, los médicos ya no pudieron hacer nada por él y perdió la vida. Ahora sus familiares acusan a los médicos de haberle asesinado.

Johann Biacsics encabezó una manifestación antivacunas en Viena dos semanas antes de su muerte. En ella afirmaba que «el 67% de los pacientes de UCI están vacunados» y confesó tener «información confidencial». En su página de Facebook, sus seguidores negacionistas de la COVID cuentan que fue envenenado e incluso su hermano ha creado una recaudación para emprender acciones legales contra los medios de comunicación por difundir «noticias falsas» sobre Johann.