Una ambulancia entre en un hospital italiano. | FILIPPO VENEZIA

0

Con cada boletín que emite el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, aumentan los casos de contagio por coronavirus en el norte de Italia y ya hay más de 200 pacientes infectados y seis fallecidos, mientras la histeria se está transmitiendo entre la población.

Solo durante la mañana de este lunes se comunicaron tres fallecidos en Lombardía, que se suman a los tres muertos de los pasados días, mientras un séptimo deceso fue desmentido después por las autoridades.

La sexta víctima fue una mujer que falleció en el hospital de Brescia, después de que ayer fuera trasladada del centro médico de Crema, donde se encontraba ingresada en el departamento de oncología.

La quinta era un hombre de 88 años, residente en la localidad lombarda de Caselle Lanne, mientras que este lunes también falleció otro varón de 84 años en el hospital Juan XXIII de Bérgamo. Los otros fallecidos son una mujer residente en la provincia de Cremona, un hombre de 78 años de la localidad de Vo' Euganeo, en la provincia de Padua (Véneto), y una mujer de 77 años que estuvo en Codogno y dio positivo al virus en una prueba realizada tras su muerte.

Noticias relacionadas

Las autoridades italianas subrayan que todos los fallecidos hasta ahora eran ancianos y presentaban cuadros clínicos ya muy comprometidos por enfermedades anteriores.

Mientras que los contagiados ascienden a 228: 172 en Lombardía, 32 en Véneto, 18 en Emilia Romaña, tres en Piamonte y los tres casos ya registrados hace varias semanas en Roma, según los últimos datos oficiales.

«Se debe prestar atención, pero digo 'no' al pánico, solo se necesita realismo y concreción. Estoy convencido de que las medidas tomadas, que llegan después de consultas con expertos, científicos y virólogos para tratar de detener la infección, son suficientes y correctas para lograr el objetivo», explicó en un comunicado el presidente de la región de Lombardía, Attilio Fontana.