Juan Sánchez, Ignacio Ribas y Martina Gelabert, ayer en el aeropuerto Gatwick tras ser cancelado su vuelo al aeropuerto de Son Sant Joan.

7

El cierre del aeropuerto londinense de Gatwick durante todo este jueves afectó a miles de pasajeros, entre ellos a grupos de estudiantes mallorquines que regresaban a Palma para pasar las Navidades con sus familias.

Ignacio Ribas, Juan Sánchez y Martina Gelabert, todos ellos de 17 años, se vieron sorprendidos al llegar al aeropuerto y ver que todos los vuelos estaban cancelados.

«Estamos en estado de shock por lo sucedido, más aún cuando nos enteramos que las cancelaciones estaban motivadas por dos drones que sobrevolaban el espacio aéreo del aeropuerto. Todo nos ha parecido raro y surrealista», indicaba este jueves Ribas.

Añade que por internet se fueron enterando de todo lo que estaba aconteciendo, así como de las actuaciones policiales: «La seguridad es absoluta y no han podido subsanar la actuación de los drones porque la policía no podía disparar para derribarlos por estar la plataforma de estacionamiento llena de aviones».

Noticias relacionadas

Todos ellos volaban con la compañía EasyJet, que canceló toda su programación por motivos de seguridad. «El trato de la compañía es exquisito y nos han dado todo tipo de alternativas para poder llegar a Palma. Ni una queja, más aún cuando las opciones superan con creces nuestras previsiones. Yo, por ejemplo, dormiré en un hotel Hilton en la localidad de Brighton», apunta Ribas.

Sus compañeros no tuvieron la misma suerte y tendrán que esperar hasta el domingo para poder estar con sus familias en Palma. Todos ellos estudian en el Colegio e Instituto español Vicente Cañada Blanch de Londres y están en el último año.

Resaltan que el trato de EasyJet ha contrastado con el de Norwegian «porque las opciones eran muy diferentes y más gravosas para los afectados con la aerolínea escandinava».

El cierre de Gatwick afectó también al tráfico entre Son Sant Joan y el aeropuerto londinense, ya que se cancelaron seis vuelos, cuatro de EasyJet y dos de Norwegian.

La cancelación afectó a cerca de 1.000 pasajeros, lo que generó colas en los mostradores de facturación y de venta de billetes de ambas compañías en el aeropuerto de Palma. Este viernes, la actividad ya ha sido reanudada parcialmente.

Desde AENA señalaron este jueves que el cierre de Gatwick «parecía que iba a ser temporal, pero las autoridades de aviación civil británicas y del propio aeropuerto londinense han considerado oportuno no permitir ninguna operación por seguridad».