Trump acusa a su abogado de «inventar historias» y asegura que el dinero no procedía de la campaña electoral

|

Valorar:
preload
Trump acusa a su abogado de «inventar historias» y asegura que el dinero no procedía de la campaña electoral.

Trump acusa a su abogado de «inventar historias» y asegura que el dinero no procedía de la campaña electoral.

23-08-2018 | REUTERS / LEAH MILLIS

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado este miércoles a su ex abogado Michael Cohen de «inventar historias», explicando que supo que había pagado a dos de sus amantes para comprar su silencio cuando ya lo había hecho y que el dinero no procedía de la campaña electoral, lo cual constituiría un delito de financiación ilegal.

«Lo supe después», ha dicho el inquilino de la Casa Blanca preguntado en Fox News sobre cuándo tuvo conocimiento de la transacción realizada por Cohen con la ex actriz porno Stephanie Clifford, alias 'Stormy Daniels', y la modelo de 'Playboy' Karen McDougal, a quienes dio 130.000 y 150.000 dólares, respectivamente, por su silencio.

Además, ha aseverado que el dinero procedía de sus cuentas privadas, no del presupuesto para la campaña, en contra la versión de Cohen, quien sostiene que los pagos a ambas mujeres se imputaron como gasto de los esfuerzos electorales del entonces candidato republicano.

«No se cogió de las finanzas de la campaña. No salieron de la campaña, salieron de mí», ha defendido Trump. De hecho, ha contado que su primera preocupación cuando supo que Cohen había pagado a Clifford y McDougal fue con qué dinero se había hecho: «Si había salido de la campaña, podía ser un gran problema». «Pero no fue así», ha remachado.

Son las segundas declaraciones que hace Trump sobre el acuerdo al que Cohen llegó el martes con la Fiscalía, por virtud del cual se declaró culpable de ocho cargos: cinco de evasión fiscal, uno de fraude bancario, uno por contribuciones empresariales ilegales y otro por contribuciones excesivas a la campaña electoral.

El primer pronunciamiento de Trump ha llegado horas antes vía Twitter, donde ha acusado a quien fuera uno de sus hombres de confianza de «inventar historias». «Si alguien está buscando un buen abogado, le recomendaría fervientemente no contratar los servicios de Michael Cohen», ha escrito.

CASOS DISTINTOS

Trump ha reaccionado de forma muy distinta a la condena que ha recibido su ex jefe de campaña electoral Paul Manafort por ocho cargos de fraude fiscal y bancario.

El mandatario norteamericano ha dicho que se siente «muy mal» por lo que le ha ocurrido a Manafort, a quien ha definido como un hombre «valiente» que ha sido víctima de una «caza de brujas».

«Al contrario que Michael Cohen, él rechazó inventarse historias para llegar a un acuerdo. Todos mis respetos para este hombre valiente», ha valorado en Twitter.

Tanto la situación judicial de Cohen como la de Manafort, dos estrechos colaboradores de Trump durante su carrera hacia la Casa Blanca, podría complicar su Presidencia justo cuando se acerca al ecuador con las elecciones legislativas del próximo otoño --las 'midterm'-- como termómetro.

«NO HIZO NADA MALO»

Consciente de ello, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha hecho una firme defensa de su jefe en la rueda de prensa diaria que ha ofrecido este miércoles: «Como ya ha dicho el presidente, y como hemos dicho nostros muchas veces, no hizo nada malo».

Sanders ha recalcado que «simplemente porque Michael Cohen haya llegado a un acuerdo no significa que implique al presidente ni nada por el estilo». Sin embargo, el abogado afirma que «en coordinación y bajo la dirección de un candidato a la oficina federal» ocultó información que habría sido perjudicial para el candidato y la campaña.

Las cosas aún podrían empeorar para Trump porque el abogado de Cohen, Lanny Davis, ha comunicado que su cliente tiene información que podría interesar al fiscal especial Robert Mueller, que investiga la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 y los presuntos vínculos del Kremlin con el equipo de campaña de Trump.

Los medios de comunicación han interpretado estas palabras como una amenaza velada a Trump con la que Cohen buscaría el indulto. Interrogado sobre ello, Davis lo ha negado: «No aceptaría nunca el perdón de alguien que ha actuado como presidente de forma tan corrupta».

Sanders, por su parte, ha restado importancia a lo que Cohen pueda contar a Mueller. «No creo que el presidente esté preocupado. Él sabe que no hizo nada malao y que no hubo colusión», ha reiterado. Sobre la posibilidad de indultar al ex abogado o a Manafort, ha respondido que no hay ninguna iniciativa al respecto.

Entretanto, la Fiscalía de Nueva York ha emitido este miércoles una citación dirigida a Cohen para que declare en relación con la investigación penal sobre la Fundación Trump.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.