Fotógrafos, frente al Bristol Plaza, donde pensaban que Strauss-Kahn podría permanecer bajo arresto. | ALLISON JOYCE

13

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, recibirá tras su salida abrupta del organismo una indemnización de 250.000 dólares (unos 175.000 euros), además de una pensión vitalicia no especificada.

El FMI confirmó ayer que el ex director gerente percibirá un único pago compensatorio de 250.000 dólares.

El organismo reconoce que el economista francés -acusado de varios delitos de asalto sexual e intento de violación- percibirá una pensión vitalicia, pero niega la cuantía que mencionan los medios financieros, y que la sitúan entre 250.000 y 320.000 dólares anuales (entre 175.000 y 225.000 euros).

Pensión y plus por retiro

El documento establece que cobrará además un «suplemento de retiro» que se sumará a la pensión, y que según una tabla adjunta supondrá el 60 por ciento de sus remuneraciones.

Medios como ABC News recuerdan que su salario es de 420.930 dólares (296.000 euros) anuales, lo que supone que el suplemento que podría cobrar ascendería a unos 252.000 dólares, otros 175.000 euros.

Un juez estadounidense ordenó ayer que el exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn salga de la prisión de Rikers Island y sea trasladado hasta un centro temporal de detención bajo vigilancia, ya que no pudo cumplir todas las condiciones de su libertad bajo fianza.

Los abogados de Strauss-Kahn entregaron a la Justicia de EEUU la fianza en efectivo de un millón de dólares y el bono garantizado por otros 5 millones para quedar en arresto domiciliario, pero todavía no dispone de una vivienda en Nueva York en la que cumplir esa condición.

De acuerdo con los términos de la fianza fijados el pasado jueves por el juez del Tribunal Supremo de Nueva York, Michael Obus, el ex director gerente del FMI debe permanecer en arresto domiciliario con un dispositivo de seguimiento electrónico.

La esposa del político francés, la periodista francoestadounidense Anne Sinclair, no pudo alquilar un apartamento en Nueva York. Los propietarios de un lujoso edificio ubicado en el exclusivo barrio del Upper East de Manhattan y por el que Sinclair estaba dispuesta a pagar un alquiler de 14.000 dólares mensuales, no aceptaron que DSK y su familia se trasladaran a esa vivienda.