David Díez entrará como regidor en Cort tras la renuncia de Mateo Isern. | Twitter

10

El PP ha desmentido este jueves a Mateo Isern y ha asegurado que la decisión de renunciar al acta de regidor del Ajuntament de Palma fue suya y no consensuada con el partido, como aseguró el candidato popular en las elecciones del 26M.

«Mateo Isern tomó una decisión personal que comunicó ayer a la dirección del partido, una decisión que nosotros respetamos sin entrar en más valoraciones que no supondrán ningún cambio ni en uno ni en otro sentido», ha precisado el secretario general del PP, Toni Fuster.

Además, ha precisado que desde el Partido Popular «le damos las gracias por aceptar ser el candidato en Palma, por intentar recuperar la alcaldía, y le deseamos mucha suerte en esta nueva etapa de su vida privada».

Fuster ha dejado claro que «nosotros ya miramos hacia el futuro. En los próximo días se decidirá, tanto desde la dirección del partido como del propio grupo municipal, quién ostentará la portavocía» del PP en Cort. Tras la renuncia de Isern, tomará posesión como regidor electo David Díez, que ocupa el séptimo lugar en la candidatura.

Noticias relacionadas

Por su parte, la presidenta del PP de Palma, Margalida Durán, ha afirmado que «ayer Mateo Isern me comunicó su decisión de no recoger el acta de regidor, decisión que como presidenta de la formación en Palma respeto y acepto».

Durán ha señalado que «el partido continúa trabajando para crecer, incrementar ‘músculo’ y estructura y ejercer una oposición firme, responsable y con el principal objetivo de mejorar la vida de todos los palmesanos».

En su opinión, «sin ninguna duda, el PP es el líder de la oposición tanto en Palma como en el Consell de Mallorca y Menorca y en el Parlament balear».

Además, ha precisado que aunque los resultados de las elecciones municipales «no han sido suficientes para recuperar la alcaldía, nos han permitido pasar de cuarta a segunda fuerza en menos de un mes gracias al esfuerzo y compromiso de nuestras bases, protagonizando una gran remontada gracias a una estructura fuerte y cohesionada como la de la Junta Territorial de Palma».