Katia Rouarch, este lunes en la Alcaldía de Andratx. | Michel's

1

Por tercera legislatura consecutiva, la candidata del PI y actual alcaldesa de Andratx, Katia Rouarch, vuelve a tener en su mano la decisión de articular un gobierno de centroderecha, como ocurrió en 2011 y 2015, o uno de centroizquierda. A este respecto, Rouarch declaró este lunes a este diario que «no se trata de elegir por elegir» y que la formación regionalista está «abierta a todo» a la hora de formar gobierno. En esta ocasión, si opta por el flanco derecho, no le bastaría únicamente con el PP, ya que tendría que echar mano del edil que Ciudadanos logró introducir en el pleno. Mientras que si opta por el izquierdo, deberá entenderse con Més y el PSOE.

A la espera de adoptar una resolución, la alcaldesa en funciones valora de forma positiva el resultado electoral del PI. «Ha sido bueno, ya que hemos subido en votos», indica Katia Rouarch, quien en los próximos días iniciará, junto a otras formaciones, un proceso de negociaciones que, de alguna manera, pueden estar marcadas por determinadas relaciones interpersonales.

Por su parte, la ganadora de los comicios, Estefanía Gonzalvo (PP), también se congratuló del resultado obtenido por su partido. «Hemos conseguido ganar en un escenario político que no nos era favorable», reconoce Gonzalvo, quien tampoco descarta ningún pacto.