Fina Santiago y Antoni Noguera son los candidatos de Més al Parlament y el Ajuntament de Palma, respectivamente. | Més per Mallorca

29

Més se ha prometido este jueves a construir 5.000 viviendas públicas en Baleares en los próximos ocho años, si gobierna tras las elecciones autonómicas, que se celebrarán el próximo 26 de mayo.

La número dos de los ecosoberanistas al Parlament, Fina Santiado, ha subrayado la necesidad de «presionar» al Estado para que los municipios puedan regular los precios del alquiler en zonas problemáticas.

«El acceso a la vivienda debe ser una prioridad y una cuestión de estado para el próximo Govern de Baleares», ha enfatizado Santiago, que ha presentado las propuestas de la formación en materia de vivienda junto al candidato de Més per Palma - Estimam Palma a Cort, Antoni Noguera.

«Debemos presionar al Estado y a los partidos estatales para que permitan a los municipios regular los alquileres en las zonas con más problemas de acceso a la vivienda, porque en Baleares hay zonas como Palma o Ibiza que están en situación de emergencia habitacional», ha apuntado la número dos de la lista del Més al Parlament.

En este punto, Santiago ha insistido en que las propuestas de Més apuntan hacia un modelo de alquiler frente a la propiedad de la vivienda.

Por su parte, Noguera ha considerado que el cuartel de Son Busquets es una «oportunidad» para la vivienda pública ya que, según ha sostenido, se podrían construir «más de 800 viviendas». En este sentido, ha subrayado la apuesta de la formación ecologista por la vivienda de protección oficial.

«La vivienda pública será una prioridad en los próximos diez años porque no hay nada peor para un alcalde a que un ciudadano de Palma no pueda vivir en Palma», ha resuelto el primer edil y aspirante a revalidar el cargo.