Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tras firmar el preacuerdo de Gobierno de coalición. | SERGIO PEREZ

134

PSOE y Unidas Podemos han alcanzado este martes un preacuerdo de gobierno de coalición. Así lo han anunciado el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Iglesias ha explicado que han alcanzado un acuerdo para conformar un «gobierno de coalición progresista, que convine la experiencia del PSOE con la valentía de Unidas Podemos, que trabaje por el diálogo para afrontar la crisis territorial y por la justicia social como la mejor vacuna contra la extrema derecha».

En este punto, le ha agradecido a Sánchez su generosidad y su predisposición a formar un Gobierno con Unidas Podemos. «Es tiempo de dejar atrás cualquier reproche y trabajar codo con codo. Pedro Sánchez sabe que podrá contar con toda nuestra lealtad y que vamos a dejar lo mejor de nosotros mismos en este Gobierno».

Iglesias ha pedido calma y ha argumentado que en las próximas semanas van a buscar el apoyo de otros grupos para asegurar la mayoría parlamentaria para afrontar la investidura y la legislatura.

Noticias relacionadas

En su opinión, «lo que en abril era una oportunidad histórica se había convertido en una necesidad histórica». El líder de Unidas Podemos ha querido agradecer a la sociedad civil y a los colectivos sociales su trabajo.

Por su parte, Sánchez ha manifestado que los españoles han hablado y es necesario superar la situación de bloqueo, así como que son conscientes de la decepción que supuso para los votantes progresistas el bloqueo. «El proyecto político es tan ilusionante que supera cualquier tipo de desencuentro que podamos tener en los últimos meses».

El líder socialista ha destacado que «el compromiso del PSOE es lograr un gobierno progresista sí o sí que eche a andar cuanto antes». Además, ha avanzado que «será un gobierno rotundamente progresista porque estará formado por fuerzas progresistas, el PSOE y Unidas Podemos, porque va a trabajar por el progreso de España y de todos los españoles. Lo único que no cabrá será el odio y la confrontación entre españoles».

Además, ha subrayado que «es un acuerdo de legislatura y que el nuevo gobierno estará basado en la cohesión, la lealtad, la solidaridad gubernamental y en la voluntad de aprovechar los perfiles más idóneos para el desarrollo de las responsabilidades de gobierno».

También ha precisado que «el acuerdo nace con el propósito de abrirse a otras fuerzas políticas para encontrar una mayoría estable y sostenida que permita no solo una investidura sino una legislatura».

Así, el PSOE iniciará una ronda de contactos con el resto de formaciones políticas con la voluntad de lograr el respaldo mayoritario en la cámara «porque los españoles ya se han pronunciado en tres ocasiones». Sánchez ha apelado a la responsabilidad de todas las fuerzas políticas.

El presidente del Gobierno en funciones ha reiterado que «España necesita un gobierno estable y lo necesita ya».