El set de en Sant Elm recreó las ‘vacaciones reales’ de Carlos, Lady Di y los pequeños Guillermo y Enrique en Italia en el año 1991. | Michel's

La serie de Netflix The Crown, un drama histórico sobre el reinado de la reina Isabel II de Inglaterra que recientemente se alzó como la gran triunfadora de los Premis Emmy –los Oscar de la televisión–, está rodando en Mallorca parte de la quinta temporada. Tras el arranque de la filmación este pasado lunes en el Club de Mar de Palma, y de pasar después por aguas del Port de Sóller y otros puntos del literal de la Serra de Tramuntana, la grabación se trasladó este jueves a Sant Elm.

Durante toda la jornada, todo el equipo de rodaje de esta ficción se desplazó hasta esta pequeña localidad costera en el municipio de Andratx, convirtiendo parte de sus rincones en escenarios de este drama ‘real’ donde participan Dominic West y Elizabeth Debicki, los intérpretes que encarnan al príncipe Carlos y a la princesa Diana de Gales.

Los actores, acompañados de los pequeños Timothee Sambor (Guillermo) y Teddy Hawley (Enrique) desembarcaron en el pequeño muelle de la localidad y en pleno rodaje se desplazaron por la calle principal hasta la playa pequeña de Sant Elm, lugar donde se han grabado varias escenas de la serie cuyo estreno se prevé para el último tramo de 2022.

Noticias relacionadas

El megayate de lujo Christina O, una embarcación de casi 100 metros de eslora, también fondeó a escasos metros de la isla de Es Pantaleu. Numerosos vehículos de la productora utilizaron el párking privado de la localidad y todo ese movimiento fue un verdadero reclamo para vecinos y turistas del núcleo costero, además de numerosos paparazzis que se concentraron por las inmediaciones de la zona.

Las inmediaciones del arenal de Sant Elm contaban con numeroso material para efectuar las diferentes grabaciones de la serie televisiva. Habían instalado varios focos para conseguir una luz óptima en la zona y una de las escenas de la pareja de actores principales en la playa de la localidad, fue repetida varías veces durante la jornada.

En este sentido, según detallaron a este diario fuentes cercanas a esta gran producción, la jornada de hoy viernes será la última para el equipo de la serie de Netflix en Mallorca. De hecho, el rodaje seguirá instalado en la playa de Sant Elm, aunque también cabe la posibilidad de que se inmortalicen nuevas secuencias en sa Calobra. Así, habrán sido cinco días de un rodaje que ha causado sensación en la Isla, con medios de comunicación del mundo entero informando de la estancia de The Crown en Mallorca.

Plató

Con el rodaje de la serie The Crown, la Isla se consolida como uno de los platós predilectos del gigante del streaming Netflix para filmar sus producciones. Antes de este drama, Mallorca acogió otras series como Turn Up Charlie o White Lines, entre otras.