Pere Fullana, exdirector académico de la ESADIB. | Jaume Morey

9

La Conselleria de Educació abrió un expediente a finales del pasado febrero a un profesor de la Escola Superior d’Art Dramàtic de las Illes Balears (ESADIB) tras las quejas presentadas por dos alumnas del centro, que denunciaban «conductas inapropiadas». Poco más tarde las acusaciones siguieron y apuntaban a un segundo docente. Las primeras consecuencias se conocieron este pasado jueves, con el anuncio del cese de Pere Fullana y Martí B. Fons como director y secretario académico, respectivamente, por parte del Patronato de la Fundació per als Estudis Superiors de Música i Arts Escèniques (Fesmae). Una decisión «que ya esperaba, puse a mi cargo a disposición de la Conselleria de Educació en el momento en el que conocí las denuncias del alumnado», relató ayer el propio Pere Fullana a este periódico.

¿Qué ocurrió en la ESADIB? Pere Fullana prefiere ser cauto a la hora de responder a esta cuestión, porque «nada está claro en este momento, por lo tanto no hay nada de lo que hablar». Aún así, el ya exdirector de la Escola d’Art Dramàtic aclara que «las denuncias, en principio, no son por acoso sexual de ningún tipo», sino que se deben a «conductas inapropiadas en clase, como ciertos comentarios o ejercicios que no están considerados apropiados». Pese a ello, «yo jamás recibí ningún tipo de queja por parte de los estudiantes, pero también es cierto que yo tampoco supe ver lo que estaba pasando, no supe detectar esas incomodidades». Por esa razón «puse mi cargo a disposición de la Conselleria, yo era el responsable del centro cuando presuntamente ocurrieron esos hechos», cuenta Fullana.

Noticias relacionadas

Y aunque prefiere «mantenerse al margen» en estos momentos, Pere Fullana se pone al servicio «de quien haga falta para colaborar» en el esclarecimiento de todo este asunto. «Francamente, no me siento culpable», sentencia el exresponsable de la Escola d’Art Dramàtic, pero sí «responsable, insisto, de no haber detectado lo que estaba pasando en las clases, de no haber visto lo que ocurría durante la realización de esas clases o esos ejercicios, formación que estaba generando incomodidad».

Finalmente, Fullana consideró que «no se tiene que hacer un juicio mediático paralelo» y opta por mantenerse a la espera de que las investigaciones den sus frutos y se aclare lo que ocurrido en las clases del centro que dirigía hasta hace unos días.

Mientras tanto, la que hasta ahora ejercía de jefa de estudios de la ESADIB, Maite Villar, asumirá la dirección hasta que se inicie un proceso electoral. «Es una persona válida y con experiencia, sabrá dirigir el centro hasta que llegue una renovación».