Pandemia de coronavirus

Ni la pandemia global de la COVID-19 detiene el fenómeno Banksy

| Madrid |

Valorar:
preload

Banksy sigue siendo sinónimo de arte y misterio. De crítica social y ventas millonarias. Se desconoce su identidad, nadie sabe si es un hombre o una mujer, podría ser su vecino del tercero. Sabemos, eso sí, que nació en Bristol (Inglaterra), donde participó en el denominado ‘boom del aerosol’ de finales de los 80. Su arte denuncia en las paredes del mundo las injusticias del sistema con imágenes sorprendentes y genuinas. Estamos ante un icono del anticapitalismo que mantiene su aura de misterio como imagen de marca.

Tal es su repercusión, que mientras el mundo entero se aísla para vencer al coronavirus, dejando comprensiblemente de lado actividades hoy prescindibles como la compra de arte, Banksy vuelve a sorprendernos con la subasta de varias obras impresas que superaron en casi un 50% las previsiones de la casa de subastas Sotheby’s en Londres, al recaudar casi un millón y medio de dólares. Solo una de las 25 piezas en venta no encontró comprador, mientras que el 85 por ciento restante superó los máximos estimados.

Banksy siempre ha mostrado su afecto a los desheredados de la Tierra. Se ha ocupado del drama migratorio, de la codicia humana y del conflicto palestino. Incluso dibujó un hotel con ‘vistas al muro’ en Cisjordania. Su compromiso con los desfavorecidos es indiscutible, y también su afilada ironía: el pasado octubre batía su récord en ventas, al colocar por poco más de 12 millones de dólares Parlamento transferido, pintura en la que aparece el Parlamento británico tomado por chimpancés.Una obra que, una década después de su realización, cobra un nuevo significado en el contexto del Brexit. En esta ocasión, en su segunda subasta en Sotheby’s, Banksy transfirió una versión de ‘Niña con globo’ -una de las obras favoritas de los británicos- por algo menos de medio millón de libras. Esta creación es la que el artista preparó para que se autodestruyera, con un elaborado sistema de cuchillas, en su primera subasta en Sotheby’s en 2018. La imagen fue difundida por Instagram con el comentario: «Se va, se va, se fue...».

Nadie conoce la verdadera identidad de Banksy, pero sí sus famosas obras urbanas.

Anónimo

Ni el coronavirus detiene el fenómeno Bansky. El anónimo grafitero inglés esperaba recaudar un millón de dólares y se fue de la subasta –obviamente realizada online– con 1,4 millones. Alcanzando cifras de récord con Di-Faced, Gangsta Rat, Love Rat y Applause and Grannies; mientras que otras obras como Bomb Love se mantuvieron en sus valores anteriores.

Otra sorpresa en la subasta fue el perfil de los compradores, y es que el 47% de los pujadores eran nuevos en Sotheby’s, según informó la conocida casa de licitaciones, y de ellos muchos pertenecen a la generación millennial.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Alejandra
Hace 5 meses

@ Ángel levantado. - Banksy regala el dinero que gana a los necesitados y a los oprimidos como la gente de Gaza. ¿Cuál es tu contribución a la sociedad? ¿Hacer comentarios sarcásticos en tu computadora? Eso alimentará al hambriento y aliviará el dolor del oprimido ?.

Valoración:19menosmas

Ángel levantado
Hace 5 meses

Anticapitalista millonario, así cualquiera

Valoración:-21menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1