Keba, Toni Bestard y Auba, en el colegio Gabriel Vallseca antes del ensayo. | M. À. Cañellas

6

Mientras cierra el elenco de su nuevo largometraje, el cineasta Toni Bestard ha comenzado los ensayos con los protagonistas, los niños Keba y Auba que interpreterán «a hijos de inmigrantes que trabajan en la hostelería y que ya nacieron en la Isla». Sin título definitivo, el filme «retoma el mundo de El viaje», un cortometraje que rodó en Madrid en 2002 y «que me dio muchas alegrías».

En El viaje, con «influencias» de cintas premiadas como El bola o Barrio, dos niños encuentran un cadáver cuando andan por un descampado de las afueras de Madrid. Son guiones que ahondan en historias de chiquillos o adolescentes con vidas sufridas en el extrarradio de una ciudad y que campan a sus anchas mientras sus padres se ganan la vida en empleos precarios.

Proyecto

Bestard explica que, tras trabajar en un proyecto de largometraje que no llegó a cuajar, «porque a veces los proyectos no salen adelante por muchas circunstancias», quería seguir rodando. «Un día se me encendió la bombilla y decidí retomar la idea de El viaje trayéndola a Mallorca». Los niños de esta película, él, de familia africana, y ella, de padres procedentes de Europa del Este, también gozan de «una cierta independencia» durante sus vacaciones de verano. Así que, aburridos, deciden recorrer las zonas más turísticas. En este periplo de 24 horas se irán encontrado con personajes adultos singulares y con situaciones relacionadas con la amistad, el amor, la muerte, la religión.

«Quería tratar la trastienda de la Mallorca turística», la de quienes trabajan en una industria destinada al ocio de otros, la de unos niños que, aunque vivan aquí, casi no han pisado la playa, «como les sucede a algunos de los que retrato».

Sin embargo, la película «no tiene un tono crítico, sino el del observador, y que cada uno saque sus conclusiones», reflexiona el director y guionista del filme. La mirada del mismo sobre la sociedad es la de los niños, «inocente, sutil».

‘Casting’

Keba y Auba salieron de varios casting. El primero, del que tuvo lugar en los colegios de Son Gotleu Gabriel Vallseca, «que tiene un programa de teatro muy interesante», Joan Capó y Es Pont; la segunda, de familia danesa, del Mestre Colom de Bunyola, al que Bestard asistió en su infancia. El cineasta buscaba naturalidad y «química entre ellos» porque «los niños no son actores, tienes que plantearles que esto es como un juego. En este caso vamos a ensayar mucho».

En el reparto de esta cinta coral estará Armando Buika, de los Buika de El Molinar, una familia de artistas, que interpretará al padre del niño. «Le ha encantado el guión», señala el director. Mónica Kowalska, actriz polaca afincada en Madrid, será la madre de la niña. Kowalska viajó a Mallorca en 2016 para el estreno de El destierro, un filme de Arturo Ruiz, que coprotagonizaba, y que abrió aquel año el Festival Evolution de Palma.

Lara Martorell es una actriz transexual mallorquina que fue elegida en un casting y de la que Bestard dice que «es como una vorágine, tiene muchas ganas de hacer la película», en la que encarnará a un personaje ‘trans’. También habrá un papel para Rafel Ramis y para una «chica joven que trabajó conmigo en Talia, Carolina Parejo; además, voy a dar una oportunidad a Manolito de Teba, hay un personaje perfecto para él». Bestard opina que De Teba tiene maneras de actor dramático «que pueden dar una sorpresa». De momento, el reparto asegurado se cierra con Yolanda Michele, que vuelve a la interpretación tras un tiempo alejada de la misma y «que es muy buena actriz».

Producción

Diana de la Cuadra y Miquel Verd, de Singular, serán los productores junto al propio director. «Nos hemos presentado a las ayudas al cine del Govern y ya buscaremos otras líneas de financiación. Yo llevo muy mal las largas esperas para levantar un proyecto y quiero rodar este año, así que me plateé una película pequeña en lo económico, con un equipo reducido y un sistema de rodaje más manejable».