Imagen de un concierto pasado. | Archivo UH

3

Burning llega con nuevo material, Pura sangre, un álbum grabado en el estudio de Johnny Cifuentes, único superviviente de la formación original. Este trabajo alberga una colección de canciones que entremezclan el respeto por sus orígenes y una renovada pasión por el rock de factura contemporánea. La sala La Movida medirá su propuesta esta noche a partir de las 22.00

Modelados a imagen y semejanza de Rolling Stones, a Burning se le atribuye la paternidad del rock urbano madrileño, una escena que años después culminaría en la exultante y contracultural Movida Madrileña. Se formaron y se definieron a finales de los años setenta, cuando tocar rock en este país tenía mucho de heroico. En su cancionero combinaban arrogancia machista con un logrado romanticismo urbanita. Fue, quizás, la primera banda en poner en práctica el salvaje estilo de vida del rock’n’roll, y a día de hoy cuentan con un repertorio indestructible. Johnny Cifuentes (voz y teclados), Eduardo Pinilla (guitarra), Carlos Guardado (bajo), Kacho Casal (batería), Nico Álvarez (guitarra y coros), y Maykol Slingluff (saxo) integran en la actualidad esta formación, uno de los nombres más influyentes del rock nacional. Entre sus principales éxitos se filtran auténticos himnos como ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?, Mueve tus caderas o Es especial.

La de Burning no es una historia rosa, la fatalidad se cebó con ellos en forma de las muertes prematuras de Toño Martín (vocalista inicial) y la del carismático guitarrista Pepe Risi. Dos ausencias que noquearon a los madrileños (imaginen a los Stones sin Mick Jagger ni Keith Richards...). Quien busque anécdotas truculentas encontrará toneladas en Burning, un grupo forjado en la adversidad al que únicamente mantuvo a flote su irreductible pasión por el rock.