2

Si los muggles hubieran prestado atención este jueves en el centro de Ciutat se hubieran dado cuenta de que estaba pasando algo raro. Había gente paseando con escobas, las túnicas parecían haberse puesto de moda y entre los cuchicheos de muchos solo se podían entender dos palabras: Harry Potter. La razón no era otra que la celebración de la Harry Potter Book Night en la librería Agapea, la única de Palma en sumarse a este evento mundial.

Los seguidores de la saga de J.K. Rowling no dudaron en hacer acto de presencia ataviados con sus disfraces. Más de cien personas abarrotaron la librería para ver cómo un búho real sobrevolaba sus cabezas y entregaba una carta enviada desde el colegio Hogwarts de magia.

Noticias relacionadas

Los pequeños pudieron hacerse fotos con el animal, además de participar en un taller de dibujo con la artista Nívola Uyá y concursar en un Trivial sobre la saga.