El director norteamericano -segundo por la izquierda- ha ofrecido una rueda de prensa junto al alcalde de Palma, José Hila. | A.L.

12

El cineasta Oliver Stone ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación en Palma para hablar sobre la reciente publicación en España de su libro La historia silenciada de Estados Unidos.

El director norteamericano, que llegó hace dos días a la Isla «para descansar», asegura que Mallorca le ha sorprendido gratamente. «Estaba muy confundido, pensaba que Mallorca era un lugar de fiesta igual que Eivissa o Marbella, pero es mucho más que eso».

Durante su intervención, el cineasta ha manifestado que el expresidente español José María Aznar fue «un perro faldero» y uno de los ayudantes del exmandatario estadounidense George W. Bush, quien «contribuyó a polarizar el mundo» durante su gestión.

También ha criticado duramente la gestión del actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por haber aumentado el uso de drones en acciones de guerra en Oriente Medio y ha perseguir «ferozmente» a periodistas.

Durante su intervención, el director de Platoon habló extensamente sobre las dificultades a las que se ha visto sometido durante su carrera y sobre los asuntos más escabrosos de su país. Esta tarde, Stone compartirá precisamente este filme con sus seguidores en CineCiutat.

Está previsto que el americano asista a esta sesión y participe en un coloquio posterior antes de que mañana ponga fin a su breve estancia en la Isla, durante la que ha mostrado su apoyo al Mallorca International Film & Media Festival.