El Centre de Cultura Sa Nostra regresó a la Nit de l’Art con una exposición de obras de grandes artistas de su fondo. | Pere Bota

0

La gran fiesta del arte contemporáneo en Palma, la Nit de l'Art, congregó en la noche de este jueves a miles de personas que recorrieron los diferentes puntos de esta ruta artística.

La Capella de la Misericòrdia fue el punto de partida. Allí estaba la muestra Noves Presències 2014, con obras de artistas emergentes baleares, y Art Forana, con creadores de espacios expositivos de la Part Forana.

El Centre de Cultura Sa Nostra regresaba a esta fiesta tras varios años de impasse, y lo hizo con una gran exposición de algunos de los mejores cuadros del fondo de la Colección Sa Nostra - BMN, con telas de Miró, Barceló, Campano o Tàpies, entre otros, y que se podrá ver con más calma varios meses.

La calle Concepció era un lugar de celebración, ya que el galerista Joan Oliver ‘Maneu’ se despedía por su jubilación con una exhibición de Mateu Bauzà, Monocromo.

La galería Vanrell festejó la velada con cerámicas, esculturas y dibujos de Joan Gardy Artigas, una exposición que presentó Pere A. Serra, presidente de honor del Grup Serra.

La última parada del recorrido oficial fue Es Baluard con la instalación Riesgo Innecesario de Marcelo Viquez.

Noticias relacionadas

Al margen del circuito oficial, hubo otras propuestas como la actuación de alumnas de la escuela de baile Ángela Bruno, conciertos y exposiciones con fines solidarios.