Imagen de uno de los conciertos ofrecidos por la Sinfónica de Baleares en la calle para protestar por su situación. | T. Ayuga

5

El conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, ha asegurado en la presentación de las nuevas actuaciones culturales programadas por la Conselleria que la situación de la Orquesta Sinfónica de Baleares es «un poco especial» y que están trabajando para encontrar «una solución» mediante la creación de un «plan de viabilidad» en el que se contempla la «sponsorización privada».

Así, ha asegurado que si hacen las cosas «bien» y aprueban el plan de viabilidad «no hay peligro de que la Orquesta desaparezca». No obstante, ha matizado que «al ritmo que se seguía», lo único que hacía era «acumular deudas» que «se iban trampeando con pólizas de crédito».

Por ello, ha afirmado que ante la falta de pago del IRPF y la Seguridad Social, se llegaba a un punto de «difícil solución». «Hay que llegar a un plan de estabilidad y con esa estabilidad se podrá hacer un plan de viabilidad con un presupuesto razonable para el tamaño de esta comunidad y de la orquesta y una programación de calidad», ha añadido.

En este sentido, Bosch ha asegurado que «hay gestiones para conseguir capital privado» y que sería «interesante» conseguir sponsorización privada. «Se está trabajando el proceso de sponsorización a más nivel. Son momentos económicos muy complicados y estamos trabajando para ver si podía haber sponsorización de carácter privado», ha destacado.

Además, el conseller ha reconocido que la situación de la Orquesta de Baleares tiene una situación «un poco especial» y ha asegurado que también es «especial» que en dicha institución esté el Consell de Mallorca y no el de Menorca, Ibiza y Formentera. Por ello, ha destacado que les propondrá «si hay interés» en llegar a una solución y crear un consorcio en el que estuvieran «todos».

Así, ha asegurado que si van a empezar «una nueva singladura» con los otros Consells, van a replantearlo «todo». «Vamos a ver cuál es el futuro de la Orquesta y vamos a ofrecer a otros Consells si están interesados en participar con unos derechos y unos deberes», ha destacado.

La deuda «histórica» que acumula la Orquesta «tanto en IRPF, como en seguridad social, en deudas acumuladas y en aportaciones no hechas en su momento» asciende a casi 2 millones de euros y aunque, según ha reconocido el conseller, «son de varios años», la mayor parte son «especialmente de los últimos cuatro». «Ha habido algunos problemas serios a la hora de cuadrar los presupuestos sin tener en cuenta los ajustes que se deberían haber empezado», ha dicho.

Por ello, ha recalcado que «los responsables actuales» tienen que hacerse «cargo» de esas deudas e ir «eliminandolas». «El plan de viabilidad sugiere una serie de factores que no puedo adelantar, pero creemos que podemos tener una solución que daría la viabilidad y la tranquilidad que esta orquesta necesita en los próximos años», ha añadido.

Por otra parte, ha asegurado que la orquesta «acabará la temporada» y que a la hora de empezar la nueva, «el plan de viabilidad tiene que estar hecho con el presupuesto aprobado».