Vista interior de la biblioteca de Establiments, que suspenderá sus servicios a partir del próximo 1 de enero.

6

Cinco bibliotecas de las 25 que conforman la red municipal de Palma cerrarán sus puertas a partir del 1 de marzo en base a un plan de reestructuración que también contempla una unificación de los horarios. Así lo anunció ayer Fernando Gilet, regidor de Cultura de Cort, quien aseguró que estas medidas supondrán «una mejora en el servicio» y también un ahorro de 58.718 euros. Así, los centros de El Terreno, s'Arenal, Establiments, Polígono de Llevant y Casal Solleric suspenderán su actividad, lo que implicará un traslado de sus funcionarios a otros «con mayor demanda».

Los bibliotecas de Cort, Josep M. Llompart, Ramon Llull y Joan Alcover se denominarán ahora bibliotecas de zona, ya que «cuentan con un gran número de usuarios», y aumentará su plantilla. Así, la biblioteca Ramon Llull sumará dos funcionarios, con un total de cinco; la Josep M. Llompart contará con cinco, uno más que hasta ahora, y la Joan Alcover pasará de dos a cuatro. La de Cort, en cambio, seguirá con la misma plantilla de cinco trabajadores.

Por lo que corresponde a los fondos de las bibliotecas que suspenderán su actividad, «se trasladarán a otras en base a su temática o por el interés que puedan tener», matizó Gilet, como, por ejemplo, el fondo sobre arte del Casal Solleric. Éste tendrá su nuevo hogar en la biblioteca Ramon Llull «debido a su proximidad a la Escola de Disseny o la Escola d'Arts i Oficis».

A pesar de su cierre, Gilet aclaró que «los locales que concluyan su actividad en la red de bibliotecas de Palma podrán ser gestionados por asociaciones de vecinos o por agentes externos».