Previous Next
27

Palma pierde otra de sus clásicas salas de cine. Los Multicines Metropolitan han apagado «definitivamente» sus proyectores después de casi 70 años de historia. El cine de Pere Garau, ubicado en la calle Gabriel Llabrés, no ha podido soportar la competencia de los complejos de ocio y, después de que la semana pasada anunciara un cierre por vacaciones, sus propietarios, la familia Servera, confirmaban ayer su clausura.

La sala Metropolitan Palace fue inaugurada en 1966 con My Fair Lady sobre el antiguo cine Metropol, fundado en 1944 por el empresario Antonio Servera Mestre. Años después, éste cedió la gestión del cine a sus hijas María y Carmen, y a sus respectivos esposos, Juan Riutord y Sebastià Salom. En 1988, el Metropolitan se reconvertía en multicines proyectando, entre otras, Mujeres al borde de un ataque de nervios , y, últimamente, los nietos del fundador llevaban el negocio. En estos años, la sala «se ha visto eclipsada por los nuevos complejos [de ocio]», reconocía ayer la empresa en un comunicado. El Metropolitan cierra, pero los propietarios ya anuncian «otras expectativas para este local», aunque sin detallar cuáles serán.La familia Servera posee también el cine Rívoli y es copropietaria, con la familia Salas, de las salas de cine más importantes de la Isla, Porto Pi Terrazas, Multicines Manacor y Ocimax. «Nuestros propios complejos han sido su competencia [la del Metropolitan], pero era necesario hacerlos, pues había que renovarse», argumenta. Ello, sumado a «la actual situación» económica, ha convertido este cine «en un cine de barrio», dejando de ser uno «de centro».

El cierre del Metropolitan se suma a una larga lista de cines que han ido cerrando sus puertas en Palma: Astoria, Hispania, Lumiere, Rialto, Avenida, Born, Teatro Balear, Teatro Lírico, Lírico Palace, Dorado, Oriental, Versalles, Fantasio, Abc, Moderno, Capitol y Chaplin.