Estadio de Son Moix. | Miquel Àngel Borràs

18

La Gerencia de Urbanisme del Ajuntament de Palma ha dado el visto bueno este martes a la primera fase de la reforma del estadio del Real Mallorca, que consistirá en la ampliación y la cubierta de la grada Sol de Son Moix por un importe de 5,4 millones de euros.

Las obras de remodelación se iniciarán durante el mes de mayo, justo unos días después de que acabe La Liga, y está previsto que finalicen en septiembre. El nuevo aspecto del estadio del Mallorca será similar al de Anoeta; de hecho, la arquitecta responsable del proyecto es Izaskun Larzabal, quien también fue contratada por el club de San Sebastián.

Noticias relacionadas

La autorización aprobada este martes por Cort permite al club ponerse ya manos a la obra con la primera fase del 'nuevo Son Moix' que pasa básicamente por eliminar las pistas de atletismo y cubrir todo el estadio. Con esta reforma, la grada quedará situada a ocho metros de distancia del terreno de juego, formando un anillo completo conectado con las actuales gradas altas de Tribuna y Sol. Además del anillo, hasta 6.656 espectadores de la grada Sol pasarán a disfrutar de una nueva cubierta para así mejorar su experiencia, resguardándoles de la lluvia y del sol en épocas de altas temperaturas.

PALMA. FUTBOL. Así será el nuevo Son Moix.

El objetivo del club es finalizar la totalidad de las obras a mediados de 2024. Tras esta fase inicial, se prevé que el proyecto continúe con la construcción del fondo Norte y de las gradas del anillo inferior del fondo Norte (Camí dels Reis). Seguidamente, se levantarían las gradas del anillo inferior de la actual Tribuna para finalizar con la construcción de las gradas del anillo inferior del fondo Sur.