Imagen de Pedro Bigas.

10

El Mallorca tiene sobre la mesa de la dirección deportiva el nombre de Pedro Bigas. El defensa calvianer, que acaba de descender a Segunda División con el Eibar, es una de las opciones que maneja en estos momentos el club balear para reforzar su muro de contención después del ascenso a Primera División, aunque la elevada ficha del jugador —en torno a 1,5 millones de euros— dificulta por el momento el retorno a Son Moix. En cualquier caso, el futbolista isleño estaría encantado de volver a vestir de rojo este mismo verano y parece dispuesto a hacer un esfuerzo en ese sentido para ponerse al servicio de Luis García Plaza, que valora muy positivamente su polivalencia y las horas de vuelo que acumula en la máxima categoría.

Pedro Bigas, que en el caso de volver al Mallorca lo haría por segunda ocasión —la primera fue en 2011 tras jugar con el Montuïri en Tercera Divisón y en Segunda B con el Atlètic Baleares—, es uno de los pocos futbolistas del Eibar con contrato en vigor tras el descenso. Ligado al conjunto armero en las tres últimos ejercicios, el mallorquín no ha tenido su mejor campaña en Eibar por culpa de las lesiones, aunque ha sido titular en la mitad de los partidos de Liga de su equipo y es un futbolista en plena madurez, ya que cumplió 31 años el mes pasado. Además, conoce perfectamente la casa pese a que en la plantilla del Mallorca actual solo resiste Abdón Prats de los jugadores con los que trabajó en su día.

Trayectoria

Bigas, que debutó con el primer equipo del Mallorca en Pamplona, de la mano de Miquel Àngel Nadal (2011), ha vestido la camiseta bermellona en 107 ocasiones entre Primera y Segunda División. Después de cuatro campañas como rojinegro dejó el club en 2015 para fichar por Las Palmas, donde pasó tres temporadas, siempre en Primera, antes de recalar en Ipurua. En las filas del cuadro vasco ha sido en todo momento un futbolista importante para Mendilibar.

La clave para el regreso de Bigas al Mallorca parece económica y el futbolista podría aceptar cobrar en dos temporadas la ficha que percibe en el Eibar. Desde el punto de vista deportivo, Luis García entiende que sería un buen refuerzo ya que puede actuar tanto de central como de lateral o de pivote. De hecho, en otras etapas de su carrera también ha jugado en posiciones más avanzadas.

De momento, el Mallorca sigue sin confirmar movimientos en el mercado, aunque se espera que a partir de la semana que viene se concreten de manera oficial las primeras entradas y salidas, ya que a comienzos de julio el equipo volverá de nuevo manos a la obra para descorchar el trabajo de pretemporada.