Luis García Plaza, entrenador Del Real Mallorca, este sábado, durante su rueda de prensa telemática previa al partido contra el Alcorcón.

0

«Mi sensación es que mañana no vamos a ascender y ojalá me equivoque. Pero creo que si ganamos está casi hecho. Lo tendremos muy cerquita». A solo unas horas del partido más importante de la temporada, Luis García Plaza lo tiene claro. El entrenador del Mallorca sabe que, más allá de lo que ocurra este sábado en el estadio de los Juegos Mediterráneos, su equipo tocará el ascenso a Primera División con los dedos si derrota al Alcorcón.

«Ganar es vital. Si tenemos la fortuna de que nos acompañen los otros resultados, encantado, pero iría un poquito más lejos. Pienso que, si ganamos, no se nos escapa y que lo vamos a conseguir seguro. Nos tenemos que centrar en nuestro partido. Si lo hacemos a lo mejor ascendemos después sin jugar», insistía el madrileño, que admite que se emocionará cuando vea a parte de la afición en las gradas de Son Moix.

Luis García Plaza cree que el encuentro de este domingo contra el Alcorcón «no puede tener más alicientes» y que es el momento de los jugadores. «Ellos están muy motivados. Tenemos un objetivo muy bonito y hubiéramos firmado luchar por él de esta forma. Estamos a dos pasos», recordaba este sábado el entrenador madrileño, a través de una rueda de prensa telemática, para subrayar con solo seis puntos el Mallorca será equipo de la máxima categoría.

Después de muchas semanas, el conjunto balear tendrá a casi todo su ejército disponible a excepción de Joan Sastre, sancionado por acumulación de amonestaciones. «Solo tengo una pequeña duda», apuntaba sin desvelar de quién se trata. «Pero al equipo lo veo muy enchufado. Todo ello sabiendo que enfrente hay un rival que se juega la vida y que eso lo hace muy peligroso. Va a ser duro ganarlos, o así lo veo».

El técnico bermellón agradece el regreso del público a Son Moix tras más un de año con las gradas desiertas y está convencido de que si el partido se atasca la afición echará un cable. «Estoy muy feliz de que venga porque aún no he vivido partido con público. Me voy a emocionar. Aunque luego lo importante es el césped y lo que hagan los jugadores».

Para LGP, la plantilla del Mallorca lleva mucho tiempo preparada para este momento y está mentalizada para lo que se le viene encima. «Es el momento de los jugadores», volvía a repetir. «Abdón fue protagonista en el último ascenso y no había tenido un papel tan destacado durante la temporada. Por eso le mando un mensaje a Álvaro, a Marc Cardona a Mollejo… A lo mejor esta vez son ellos. Todos tienen que estar enchufados». A su vez, admitía que no subir de forma directa supondría «una decepción, pero nunca un fracaso». «Nos tendríamos que rehacer», reconoce. «Hay que dejarse el alma y la vida por el ascenso directo».

En cuanto al Alcorcón, Luis García Plaza cree que está mejor de lo que refleja la clasificación. «Están en un buen momento. Tiene a Nwakali a balón parado, arriba a Xisco (Jiménez)… Ellos luego tienen otro partido vital con el Sabadell. Debemos ser constantes atrevidos, ambiciosos… No quiero cambiar eso. Los jugadores saldrán a tope», asegura el entrenador del Mallorca. El regreso a la cima está en juego.