Los jugadores del Real Mallorca se conjuran antes de la disputa de un partido esta temporada. | Carlos Gil-Roig

0

Hay partidos que marcan tendencia durante una temporada y el que este lunes jugará el Real Mallorca ante el Fuenlabrada (21:00 horas, #Vamos y Movistar LaLiga) es uno de ellos. Y lo es porque en caso de ganar el equipo balear abrirá tierra de por medio y dejará al tercero, el Almería, a siete puntos.

El encuentro de esta noche en el estadio Fernando Torres es por lo tanto una oportunidad de oro para dar el gran salto y tomar una dosis de calma para afrontar esta próxima fase de la temporada donde empiezan los nervios al atisbarse el final. José Gomes, entrenador del Almería, exteriorizó ese estado de ansiedad que envuelve a entrenadores y equipos que luchan por el ascenso. Cuando tu equipo se ve afectado por decisiones de un tercero, en este caso el árbitro, y que por general van en contra, puedes explotar y Gomes explotó. Pero el Mallorca va por delante en este campo de minas en el que se ha convertido la temporada en la zona alta y eso hay que aprovecharlo.

Hoy se mide a un rival que no sabe lo que es ganar en casa porque desde septiembre no lo hace. Suma diez empates en su campo y tanto con Sandoval como con Oltra, el equipo está mostrándose irregular. Ahora bien, no hay que olvidar que el conjunto madrileño echó a los mallorquinistas de la Copa y además ganó en la Liga en Son Moix. Pero cada partido es una historia y cada fase de la temporada, diferente. También los estados de ánimo. Las plantillas van cambiando, ya no son las mismas y las lesiones marcan la agenda de los entrenadores. Hoy por ejemplo el Mallorca sigue sin poder contar con Amath, tampoco con Ruiz de Galarreta, con sobrecarga muscular, mientras que Antonio Sánchez entrará en la convocatoria, pero no jugará si no es muy necesario ya que arrastra un golpe en el brazo.

Tampoco está Valjent, concentrado con su selección, al igual que Trajkovski y Lago, aunque el papel de estos dos futbolistas en estos momentos en el Mallorca es testimonial. Idrissu Baba, en cambio, estará a disposición del entrenador madrileño tras el acuerdo alcanzado por el Mallorca y Ghana para que el futbolista no forme parte de la lista de convocados para los partidos del país africano correspondientes a las eliminatorias del Mundial de Catar.

Noticias relacionadas

El equipo bermellón ha sumado un punto de los últimos tres. Tras perder en Gijón y empatar frente al Oviedo, ahora necesita reconducir la situación y demostrar al Espanyol que no siente vértigo en ese momento tan decisivo del curso.

El primero de los tres

El partido en Fuenlabrada es el primero de tres que afrontará el Mallorca en la semana ya que el próximo jueves se enfrentará al Leganés en Son Moix y el domingo visitará el estadio de Las Palmas. No es de recibo que hoy el equipo de García Plaza juegue un partido tan importante y dentro de tres días otro. No es ni de sentido común ni hay lógica en esta decisión de LaLiga. Pero no hay que olvidar tampoco que los clubes son LaLiga y por lo tanto si a los equipos les va bien la administración de Tebas, entonces las quejas tampoco tienen ahora espacio.

El conjunto dirigido ahora por José Luis Oltra ganó en el campo del Leganés por cero goles a dos y ahora buscará aumentar el colchón de puntos que le dé la calma necesaria para ir tomando espacio con el volcán de la clasificación. El cuadro local seguirá contando con numerosas bajas y es que a las ya conocidas de Gassama, Kanté, Iban Salvador, Pol Valentín y Aguado se suma la de Franchu Feuillassier, lesionado en el calentamiento del último choque liguero. En cambio recupera a Pathé Ciss tras cumplir este sanción. Este es el partido que cierra la jornada y los ojos de los aficionados del Espanyol y el Almería estarán depositados en él. Llega el momento de la verdad para todos.