Luis García Plaza. | ARCHIVO

6

Luis García Plaza, entrenador del Real Mallorca, sabe que se encuentra ante una gran «oportunidad» para abrir una zanja que aísle al conjunto bermellón en la posiciones de ascenso directo. En otra jornada favorable, en la que ninguno de sus rivales directos ha perdido pero en la que solo el Espanyol ha ganado, el conjunto balear podría subir de nivel imponiéndose en Fuenlabrada, en un partido en el que el técnico madrileño volverá a sufrir numerosas bajas.

Fuenlabrada-Real Mallorca: horario y dónde ver el partido Fuenlabrada-Real Mallorca: horario y dónde ver el partido

«Tenemos la oportunidad de intentar ganar», recuerda LGP antes de enfrentarse a la que ha sido su bestia negra como entrenador bermellón, el Fuenlabrada. «Llevamos ya unas jornadas en las que la Segunda División parece la Segunda División», comentaba este domingo el técnico tras los empates de Almería, Leganés y Sporting. «Si logramos ganar le sacaremos siete puntos al tercero, porque al final da igual ser primeros que segundos. Y siete puntos es una distancia buena y una oportunidad que nos presenta el calendario. Pase lo que pase quedará mucho, pero nuestra situación es idílica. En el peor de los casos, estaríamos cuatro puntos por encima del tercer clasificado. De todas formas, sabemos que habrá que seguir con el pico y la pala. Esto se va a decidir en las dos o tres ultimas jornadas, si no se decide en la última», recuerda.

Luis García Plaza reconoce que al Mallorca, que lleva dos jornadas sin ganar, le «está faltando algo de finura y elegir mejor algunas de las opciones», pero valora el trabajo de sus futbolistas. «Aquí hay currantes y cada punto lo hemos ganado con mucho esfuerzo. Es normal que no ganemos siempre. Aunque solo con empatar en Fuenlabrada iremos líderes. Hay que estar tranquilos y seguir trabajando de la misma manera que hasta ahora».

Con respecto a la polémica de la jornada, focalizada en el Almería-Leganés de este sábado, Luis García cree «el fútbol se está robotizando». «Tengo una sensación clara de que el penalti que le pitan en contra al Almería no lo es y que la expulsión de Rubén Pérez, tampoco. En el fútbol tiene que haber algún contacto», argumenta el madrileño.

El preparador bermellón espera este lunes un encuentro «muy físico» frente al Fuenlabrada que dirige su amigo José Luis Oltra. «Nos va a exigir mucha concentración. Una concentración máxima. Tenemos que intentar ser nosotros, llevar la iniciativa del juego y estar más acertados que últimamente», reconoce.

Un clásico en los banquillos Un clásico en los banquillos